La contracción del Producto Interno Bruto (PIB), la presión sobre la generación de créditos bancarios y el aumento en la tasa del desempleo por la pandemia del Covid-19 son factores macroeconómicos que podrían presionar a la industria aseguradora de acuerdo con Fitch Ratings.

Durante el seminario: “¿Qué observar? Sector Asegurador Mexicano durante la Crisis del Coronavirus”, analistas de la calificadora presentaron un panorama de la industria en tiempos de la pandemia.

“La demanda de diversos productos de seguros mantiene una correlación alta con la actividad económica, lo que en periodos de estrés se refleja en presión para generar volumen de primas”, dijo Eugenia Martínez, head subregional de Análisis del Sector Asegurador en México de Fitch Ratings.

A su vez, detalló, que la contracción en el volumen de primas añade presión en indicadores de rentabilidad.

“En Fitch hemos observado que en periodos de estrés económicos la calidad de los activos administrados por las aseguradoras puede deteriorarse, esto incluye volatilidad en el mercado de acciones e incertidumbre ante un ambiente de bajas tasas de interés”,dijo.

La analista de Fitch dijo que un factor inherente al sector asegurador, es el aumento en la siniestralidad impulsado por las tendencias en infección y mortalidad en el país que pudieran prolongar la presión en indemnizaciones o bien, ajustes en los intereses de suscripción por parte de los asegurados.

Para el cierre del 2020, Fitch espera una contracción en términos reales del sector de seguros y fianzas mexicano entre 5.2 y 7.7 por ciento.

“No descartamos que para el 2021 los efectos negativos de la crisis económica ocasionada por la pandemia se prolonguen, incluso con la existencia de una vacuna debido a los riesgos remanentes como el rezago en la siniestralidad, no obstante en Fitch creemos que los principales indicadores financieros de la industria permanecerán adecuados y en línea con lo observado durante el 2020”, enfatizó la analista.

Respecto a las acciones de calificaciones tomadas durante este año y el 2019, Eugenia Martínez comentó que en el 2020 han tomado tres acciones de calificación negativa que se compara con  una en el 2019, y ninguna acción positiva que se comparan con dos registradas en el 2019.

“Esto en escala nacional, pero viendo el panorama en escala internacional tres de las entidades fueron degradadas respondiendo a la calificación del soberano y cuatro fueron reafirmadas”, dijo.

Siniestralidad es más alta: AMIS

En tanto, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), consideró que debido a la pandemia, la siniestralidad que el Covid-19 representa para las pólizas de gastos médicos y de vida, es  la más alta de la historia.

“Normalmente los seguros de vida tienen una siniestralidad, independientemente de la compañía que sea, pero como es un dato estadístico, cercano a 30%; el coronavirus ha incrementado ese porcentaje y lo mismo sucede con las pólizas de gastos médicos mayores”, detalló Edgar Karam, vicepresidente de la AMIS.

Durante la videoconferencia semanal Karam explicó que, todas las pólizas de vida y de gastos médicos mayores, presentan un número mayor de personas que han fallecido, o que contrajeron “una enfermedad cara”.

El vicepresidente de la AMIS consideró que es muy aventurado estimar una tendencia sobre el pago de indemnizaciones para finales del 2020 ya que, hasta el momento, no han notado un aplanamiento de la curva.

“(...) Lo que sí es un hecho es que no ha disminuido, todavía no vemos que esté en una curva plana, de tal suerte que podamos suponer que esto puede llegar a  500 millones de dólares o menos, porque cada semana está teniendo un incremento atípico”, comentó el directivo de AMIS.

Factores macroeconómicos que podrían presionar al sector asegurador:

  • Contracción del PIB.
  • Presión sobre la generación de créditos bancarios.
  • Aumento en la tasa de desempleo.
  • Ajustes en el tipo de cambio.
  • Volatilidad en el valor de activos.

Fuente: Fitch Ratings

jose.ortiz@eleconomista.mx