Las empresas de tecnología financiera, conocidas como fintech, especialmente las que ofrecen algún instrumento de inversión, como las de financiamiento colectivo, no están exentas del impacto que tendrá el aumento en la tasa de retención al ahorro, de 1.04 a 1.45%, que se prevé en el proyecto del Paquete Económico del 2020; sin embargo, estas plataformas ya buscan una solución para mitigar dicha medida.

De acuerdo con lo dicho a este medio por directivos de plataformas de tecnología financiera, lo que se buscaría en principio es una miscelánea fiscal con la finalidad de que exista un tratamiento específico en la materia para los usuarios de estas plataformas y, además, se tengan los incentivos tanto en el tema de crédito e inversión para que haya un mayor uso de estas opciones.

“El Paquete Económico está pensado en general para entidades financieras; sin embargo, hemos estado hablando con la Secretaría de Hacienda para que exista una miscelánea fiscal que incluya a las plataformas de fondeo colectivo, específica para el modelo, con el fin de que haya una facilidad para los usuarios en términos de declaraciones y cumplimiento fiscal”, detalló en entrevista Gerardo Obregón, director de la plataforma Prestadero.

Según el directivo de la plataforma, que ofrece un rendimiento de hasta 14% anual, lo que se busca es que también existan los incentivos para que al público en general se le haga atractivo invertir o solicitar un crédito, por medio de las instituciones de fondeo colectivo, mismas que reconoce la ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera o ley fintech.

“Se busca que realmente existan los incentivos para que se puedan usar las plataformas (de fondeo colectivo), no sólo en la parte de inversión sino en la parte de crédito”, declaró Obregón.

Según Obregón, aunque ha habido acercamiento con las autoridades, no fue posible plasmar el tema de la miscelánea fiscal para este tipo de instituciones en la propuesta del Paquete Económico del 2020; sin embargo, la autoridad fiscal podría publicarla una vez iniciado el siguiente año.

“Estábamos platicándolo inicialmente para que saliera en este Paquete Económico, pero nos ganó el tiempo y seguimos en pláticas para afinar los detalles; el Servicio de Administración Tributaria podría sacar una miscelánea extemporánea”, detalló Obregón.

Se harían más atractivas

Para Manuel Piñera, director de Crédito y Cumplimiento de la plataforma Cumplo, aunque esta medida sólo afectaría a aquellas personas físicas sin actividad empresarial, es una oportunidad para que los inversionistas que tienen su dinero en instrumentos con un bajo rendimiento busquen alternativas de inversión más atractivas.

“Los usuarios deben estar buscando alternativas en las cuales puedan hacer frente a estas nuevas retenciones, y la forma lógica es invertir en instrumentos que tengan un mayor nivel de rendimiento; por lo tanto, poder mitigar ese incremento en la retención”, detalló el directivo de la plataforma que ofrece en promedio un rendimiento de 16% anual.

Según Piñera, las fintech que buscan su autorización como instituciones de financiamiento colectivo son una opción ante los bajos rendimientos de las instituciones tradicionales, como los bancos, pues la tecnología las hace ser más eficientes y lograr otorgar un mayor rendimiento a sus inversionistas.

Según la propuesta del Paquete Económico del 2020, la retención obtenida sería un pago provisional, pues los contribuyentes, en su declaración anual, acumulan los intereses reales obtenidos en el ejercicio y acreditarían el Impuesto sobre la Renta retenido por las instituciones financieras.

UIF publica los formatos para activos virtuales

Luego de que hace algunos días los activos virtuales se integraron a una de las actividades vulnerables en materia de la ley antilavado, este miércoles la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los formatos de avisos e informes que las plataformas tendrán que entregar al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Desde el pasado 9 de septiembre, la actividad de intercambio de activos virtuales quedó sujeta a la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, o también conocida como ley antilavado.

Según el SAT, un activo virtual es una unidad de valor registrada electrónicamente como medio de pago y cuya transferencia únicamente puede llevarse a cabo a través de medios electrónicos.

De acuerdo con la autoridad fiscal, esta tiene la facultad de supervisar el intercambio que se lleva a cabo por medio de plataformas electrónicas, digitales o similares donde se facilitan o realizan operaciones de compra o venta de dichos activos o bien, se provean los medios para custodiar almacenar o transferir los activos virtuales.

“A partir del 9 de septiembre, el intercambio de activos virtuales se considera como actividad vulnerable de acuerdo a lo establecido en el artículo 17 de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita”, explicó el SAT hace algunos días.

En este contexto, la UIF, a cargo de Santiago Nieto Castillo, publicó en el DOF los formatos de los avisos que las plataformas que realizan las actividades ya señaladas tienen que realizar al SAT cuando en estas se realicen operaciones por una cantidad igual o superior al equivalente a 645 UMA, es decir 54,496 pesos.