En agosto del 2019, el saldo del financiamiento otorgado por la banca comercial se ubicó en 7 billones 98,100 millones de pesos, lo que significó un incremento de 5.0%, informó el Banco de México.

Al dar a conocer los Agregados Monetarios y Actividad Financiera en el octavo mes del año, el instituto central expuso que de los componentes de este indicador el financiamiento otorgado al sector privado, que constituye 69.3% del total de los recursos, aumentó 5.2% al reportar 4 billones 917,500 millones de pesos.

Mientras el financiamiento al sector público federal, que representa 20.7% del financiamiento total otorgado por la banca comercial, se situó en 1 billón 466,900 millones de pesos, una variación positiva de 10.1 por ciento.

El saldo del financiamiento a estados y municipios, con una participación de 4.4% del financiamiento otorgado por la banca comercial, se ubicó en 315,800 millones de pesos, una disminución de 8.3 por ciento.

En tanto, el saldo de la cartera de crédito vigente de la banca comercial al sector privado en agosto fue de 4 billones 688,800 millones de pesos, lo que correspondió a una expansión de 5.7 por ciento.

Del saldo anterior, 1 billón 48,300 millones de pesos se destinó al crédito al consumo, un aumento de 3.2%, y el saldo del crédito a la vivienda fue de 875,300 millones de pesos y creció 7.6 por ciento.

Banca de desarrollo prestó más a la IP que a estados

Por su parte, el financiamiento otorgado por la banca de desarrollo en agosto presentó un saldo de 1 billón 712,300 millones de pesos, lo que implicó un incremento de 1.7 por ciento.

De dicho monto, 609,000 millones de pesos correspondieron al financiamiento canalizado al sector privado, un aumento de 5.9%, mientras que el financiamiento a estados y municipios reportó un saldo de 199,400 millones de pesos, una expansión de 5.3%, según el banco central.