De enero a septiembre del 2017 se habían comercializado poco más de 1.1 millones de vehículos ligeros, de los cuales 761,150 (68.8%) habían sido financiados. Aunque esta cifra es 1.7% superior a las 748,246 unidades otorgadas vía crédito en el mismo periodo del 2016, en lo que va del presente año ha habido bajas en este rubro.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), en lo que va del 2017 ha habido cinco meses negativos en el financiamiento de crédito automotriz, incluido septiembre.

En abril la caída fue de 5.4%, en junio de 0.2%, en julio de 4.3%, en agosto de 6.9% y en el noveno mes de 14 por ciento. Como puede apreciarse, en los últimos meses la desaceleración de los préstamos para adquisición de autos se ha intensificado.

Los datos de la AMDA refieren que desde el 2010 no se habían registrado tantos meses con caída en el financiamiento automotriz. El periodo más crítico recientemente fue en el 2009 (año de la crisis) cuando todos los meses fueron negativos.

EFECTO EN TODO TIPO DE INSTITUCIONES

Esta baja en el financiamiento automotriz ha afectado a los tres tipos de instituciones principales que lo otorgan, pues los bancos disminuyeron 0.2 puntos porcentuales, de 25.0 a 24.8% su participación en el mercado entre enero y septiembre del 2016 y enero y septiembre del 2017. Mientras que en las financieras de marca bajó de 71.2 a 71.1% y en las empresas de autofinanciamiento de 4.2 a 4.1 por ciento.

Son tres bancos y siete financieras de marca las que tienen 88.2% del mercado de crédito automotriz, de las cuales cuatro mostraban cifras negativas a septiembre pasado.

Los datos de AMDA precisan que NR Finance, la financiera de marca de Nissan, y es la que domina el mercado con 156,233 unidades financiadas a septiembre (21.7%) del total, mostró en este mes una caída anual de 3.6% o 5,886 unidades menos.

GM Financial, por su parte, había financiado a septiembre 122,304 vehículos ligeros, 0.8% o 1,037 menos que en igual lapso del año pasado; mientras que en BBVA Bancomer la baja fue de 1.3% o 1,014 unidades menos, para un total de 77,441.

En tanto en Ford Credit hubo una disminución de 9.2% anual o 3,025 unidades menos, para quedar en las 29,998 (33,023 en septiembre del 2016).

Otros bancos que mostraron baja en este rubro en el periodo en cuestión fueron: BanRegio con -1.1%; Inbursa -1.7% y BAM (Mi Banco Autofin) con -8.5 por ciento.

ALGUNOS HAN SORPRENDIDO

Pero en este escenario, hay algunas instituciones (banco y financieras de marca) que han remado contra corriente y presentan crecimientos importantes en el financiamiento automotriz.

KIA Finance registró a septiembre un crecimiento de créditos de 36.8% y un total de 26,519 unidades financiadas contra las 19,383 del mismo mes del año anterior, aunque sólo tiene 3.5% del mercado.

Banorte por su parte creció en financiamiento automotriz 22.2% en el periodo, al pasar de 35,290 a 43,129 unidades; mismo crecimiento lo tuvo FC Financial; y en Volkswagen Financial Services el repunte fue de 12.6% (de 86,939 unidades a 97,926).

Scotiabank, por su parte, mostró un aumento en crédito automotriz de 5.3% a tasa anual, al pasar de 33,678 a 35,459 unidades financiadas.