La sofipo Ficrea registró en el 2013 crecimientos superiores a 150% en sus servicios, según datos de la propia empresa que se enfoca en la atención de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) del país.

En materia de activos, la financiera popular mostró, a diciembre del año pasado, un crecimiento de 182%, para quedar en 2,750 millones de pesos, contra los 973 millones de pesos de un año previo.

En colocación de créditos, su crecimiento en el referido periodo fue de 167%, por lo que su cartera se ubicó en 2,332 millones de pesos; mientras tanto, la tasa de morosidad del total de sus financiamientos fue de apenas 0.03 por ciento.

Con respecto a la captación, Ficrea reportó un incremento en el 2013 de 205%, al pasar de 760 millones de pesos en el 2012, a 2,320 millones de pesos al cierre de diciembre del año pasado.

Sergio Ortiz, director general de la financiera popular, destacó al respecto que con el impulso a sus productos de inversión, la entidad busca lograr una mayor captación de recursos, lo que le permitiría incrementar el otorgamiento de nuevos créditos.

En la actualidad, la sofipo ofrece diversos productos de inversión con tasas de rendimiento que van desde 4 hasta 10%, dependiendo del monto inicial y el plazo de dicho instrumento.

Tras problemas de solvencia, en el 2006 entró una nueva administración en Ficrea y a raíz de ahí ha tenido crecimientos importantes. En el 2008 se convirtió en sofipo, figura autorizada y supervisada por las autoridades como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Dicha entidad en la actualidad atiende a más de 6,500 clientes y tiene presencia en siete estados de la República, asimismo cuenta con planes de apertura en otros cuatro.

De acuerdo con el último reporte de la CNBV, se trata de la segunda institución más importante del sector. El propio directivo de la sofipo, Sergio Ortiz, ha manifestado la intención de que esta institución se convierta en banco.