Washington.- La Reserva Federal (Fed, banco central) anunció este martes que realizará nuevas pruebas de resistencia a los grandes bancos estadounidenses en los próximos meses.

La primera ronda de evaluación será conducida por el banco central mientras que una segunda instancia será realizada por las propias entidades bajo criterios establecidos por la Fed, anunció la institución en un comunicado.

El anuncio se produjo luego de que la Compañía Federal de Seguridad de Depósitos Bancarios (FDIC, por sus siglas en inglés) y la Oficina del Controlador de Moneda (OCC) establecieran el reglamento para implementar una ley de 2010 que apunta a reformar el sector financiero.

La primera instancia se desarrollará bajo la tutela de la Fed y consiste en plantear tres escenarios posibles a los activos del banco, desde una situación de normalidad hasta el peor panorama posible, explicó una fuente de la Fed bajo condición de anonimato.

Estas pruebas de resistencia deberían aplicarse a todos los bancos con activos consolidados de más de 50.000 millones de dólares. Serán sometidos ahora a estas evaluaciones los 19 mayores bancos estadounidenses, a los cuales la Fed ya había examinado en 2011.

Los demás bancos cuyo capital supere el límite establecido por la Fed serán sometidos a las pruebas a partir de septiembre de 2013, precisó el banco central.

Además, en el futuro estas pruebas serán impuestas también a los establecimientos financieros no bancarios catalogados como de importancia sistémica.

El banco central dijo que todavía no había identificado a las entidades de esta lista.

klm