El Banco de la Reserva Federal de Nueva York dio un paso más en sus pruebas de operaciones de recompra reversa, un elemento clave en los planes de la Fed de retirar el exceso de liquidez del sistema financiero.

El banco presentó en su página de Internet el viernes un acuerdo maestro que utilizará con los fondos del mercado monetario para comprometer las llamadas repo reversa. El contrato detalla los pasos que la Fed de Nueva York y sus contrapartes, los fondos del mercado monetario, tendrán que dar para participar en los acuerdos de repo reversa.

Tal acuerdo pondría bajo llave en la Fed dinero en efectivo por un período de tiempo predeterminado.

En un acuerdo de recompra, la Fed realiza préstamos con garantías a los prestatarios, agregando temporalmente reservas de balances al sistema bancario. Una repo reversa drena las reservas.

Los fondos del mercado monetario, que actualmente están revisando sus prácticas de inversión para ajustarse a las nuevas normas de liquidez, tendrán la opción de romper los acuerdos de repo utilizando una opción de venta de siete días.

Lo anterior, permitiría a los fondos liquidar sus tenencias de repo y recuperar dinero rápidamente en una eventual emergencia.

La presencia de la opción de siete días en el contrato era vista como esencial para la participación de los fondos en las operaciones de repo reversa con la Fed.

El nuevo contrato está basado en un acuerdo maestro de recompra elaborado por la Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros, un grupo de empresas de Wall Street.

Durante la crisis financiera, la Fed rebajó las tasas de interés e inundó los mercados con efectivo.

Las repo reversa son una de las muchas herramientas, junto al pago de intereses sobre las reservas de los bancos y la posibilidad de venta de activos, que la Fed puede utilizar para retirar el exceso de liquidez del sistema financiero ahora que la crisis ha ido cediendo.

RDS