Durante noviembre el flujo de remesas hacia México sumó 1,772 millones de dólares, lo que constituye el menor monto de envíos mensuales desde abril del año pasado, informó el Banco de México (Banxico).

Sin embargo, ante esta desaceleración, las familias mexicanas registraron en pesos mexicanos 6.4% más recursos con respecto a los inscritos en noviembre del 2013, resultado del fortalecimiento del dólar, advirtió el subdirector de análisis económico para América Latina de Goldman Sachs, Alberto Ramos.

Desde Nueva York, el analista destaca que la depreciación cambiaria ha favorecido al receptor de remesas en México, pues en moneda local, los recursos claramente se han incrementado en una proporción similar al deslizamiento del peso.

Este mayor registro de ingresos familiares en la divisa mexicana podría apuntalar al consumo privado al cierre del año, pues, según el experto, los receptores de remesas son familias de bajos ingresos, y son estos hogares los que según la experiencia internacional tienen una mayor propensión a consumir .

En México, según cifras del Consejo Nacional de Población, los beneficiarios de estas remesas son 1 millón 350,000 hogares, que representan 3.5% de las familias contabilizadas por el Inegi.

Lento fortalecimiento

De acuerdo con las cifras del Banxico, el ingreso acumulado en los 11 meses del año queda registrado en un flujo de remesas de 21,407 millones de dólares, que significa la mejor cifra añadida en el mismo lapso, desde el 2009.

El ritmo de envíos acumulado sigue por debajo de la dinámica previa a la crisis. En noviembre del 2007, el acumulado de envíos sumó 24,087 millones de dólares; es decir, el flujo de envíos desde enero a noviembre del 2014 se encuentra debajo del registrado entonces, en 2,680 millones de dólares.

El 2007 es el año previo a la crisis del sector hipotecario de Estados Unidos, sector que genera el mayor número de empleos a los trabajadores mexicanos que envían remesas, según el Banco Interamericano de Desarrollo.

Asimismo sigue sin superarse el pico de los envíos del año, registrado en mayo pasado, con envíos por 2,146 millones de dólares.