El presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, Joel Ayala Almeida, demandó a  PENSIONISSSTE informar de manera detallada y escrupulosamente, sobre las causas, razones y, sobre todo, el método para la recuperación de los 400 millones de pesos, propiedad de los trabajadores, que invirtió en 2015 para adquirir acciones de la constructora ICA.

La representación de los trabajadores estará al pendiente de lo que al respecto informen las autoridades del PENSIONISSSTE, toda vez que esto incumbe directamente a los trabajadores cuentahabientes de la afore creada en 2007, con la Reforma a la Ley del ISSSTE, señaló el legislador.

Ayala Almeida recordó que al inicio de operaciones, a fines de 2008, el PENSIONISSSTE contaba con un monto de capital de 49,850 millones de pesos. A 10 años de distancia, y debido a su crecimiento y desarrollo positivos en la gama de inversiones, es de 199,500 de pesos.

El líder de la FSTSE dejó en claro que como interesados, corresponsables y representantes de los trabajadores, se reitera que se mantiene la afore pública PENSIONISSSTE como la entidad que cobra la menor comisión, 0.85%, por la administración de los recursos, es decir, la más baja del mercado.

Recordó que la creación del PENSIONISSSTE fue una propuesta de la representación sindical conjunta, en donde se reflejara una institución social no lucrativa y de salvaguarda de los derechos pensionarios de los trabajadores al servicio del Estado.

Hoy en día, el PENSIONISSSTE es la única afore pública que destina un porcentaje de las ganancias a sus propios derechohabientes afiliados, añadió.

El senador Ayala Almeida explicó también que en la reforma que dio origen al PENSIONISSSTE se establecieron cinco prioridades de inversión en áreas seguras y rentables, como las de generación de energía, producción de gas natural, petroquímicos, construcción de carreteras de cuota y de vivienda.