Washigton.- Las autoridades estadounidenses pagaron una recompensa de 104 millones de dólares a Bradley Birkenfeld, un ex empleado de UBS, que proporcionó información sobre el fraude cometido por clientes del banco suizo, anunció este martes el Centro Nacional de Informantes (NWC).

El hombre obtuvo la recompensa más alta otorgada a un informante en Estados Unidos, y la primera condonación dada por la Ley sobre Fraudes Fiscales, indicó esta organización en un comunicado.

El servicio de impuestos internos estadounidense (IRS por sus siglas en inglés) "enviaron hoy 104 millones de mensajes a los informantes en todo el mundo para decirles que ahora hay una manera segura de reportar los fraudes fiscales y que el IRS los recompensa", declararon en el comunicado los abogados de Birkenfeld.

"El IRS envía igualmente 104 millones de mensajes a los bancos a los largo del mundo para decirles que detengan las evasiones fiscales porque serán atrapados", añadió Stephen Kohn y Dean Serbe.

UBS había sido centro de un largo y duro enfrentamiento entre las autoridades americanas y suizas en 2007 en el sector bancario. El caso tuvo un costo de 780 millones de dólares.

apr