El fondo de rescate de la zona euro aprobó el martes el desembolso de 6,700 millones de euros (8,300 millones de dólares) en nuevos préstamos a Grecia como parte de su actual programa de rescate.

La decisión confirma un acuerdo político alcanzado por los ministros de Economía de la zona euro a principios de marzo y ayudará a Atenas a crear una reserva de dinero para facilitar una vuelta completa a los mercados de financiación cuando el plan de rescate de 86,000 millones de euros termine en agosto.

El miércoles se desembolsará un primer pago de 5,700 millones de euros, mientras que el resto se entregará después del 1 de mayo, dijo el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en un comunicado.

La segunda parte de 1,000 millones de euros se pagará con la condición de que Grecia avance "en la reducción de deudas pendientes y en la mejora de la eficacia del sistema de subasta electrónica", dijo el MEDE.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, aplaudió la decisión e instó a Grecia a terminar con éxito el programa de rescate actual.

Se espera que Atenas implemente más reformas -incluidas las privatizaciones y la liberalización de los mercados de gas y electricidad- antes de agosto a cambio de más préstamos. También se prevé que alrededor de un tercio de los fondos disponibles bajo el programa de rescate no se lleguen a gastar.

"La decisión de hoy de la Junta Directiva de MEDE reconoce el duro trabajo del gobierno griego y el pueblo griego para cumplir un amplio conjunto de reformas", dijo el director gerente de MEDE, Klaus Regling.

Los nuevos préstamos se utilizarán para pagar la deuda de Grecia, pagar atrasos en la deuda doméstica y formar un colchón económico, dijo el MEDE.