La inevitable consolidación fiscal que vivirá Europa resultará menos dramática que la afrontada por los países de América Latina en la década de los ochenta. La diferencia la hace el PIB per cápita, observó José Juan Ruiz, director general adjunto de Banco Santander.

Al participar en un seminario preparatorio de la 53 Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el directivo argumentó que en su momento, la consolidación de América Latina se hizo cuando la región contaba con 5,000 dólares de PIB per cápita.

En cambio, en Europa se completará cuando las economías tienen 30,000 dólares de PIB per cápita. Vamos a sufrir menos , aseguró.

Así que, bien pueden servirnos de ejemplo las políticas de estabilización que aplicaron los gobiernos latinoamericanos tras los años de endeudamiento , consideró.

Al participar en el seminario titulado Navegando las tormentas financieras internacionales , transmitido vía Internet, el directivo reconoció que es previsible que también se reduzca el tamaño del sistema financiero europeo, lo que se hará salvando a las instituciones solventes y dejando caer a las menos grandes. El banquero aseguró que América Latina nunca había estado mejor preparada que ahora para enfrentar una crisis internacional.

El reto de los países de la región es entonces fortalecer su estructura productiva con reformas de amplio alcance, mientras los demás países resolvemos la recesión que traemos encima, observó.

[email protected]