El mercado de bonos convertibles contingentes bancarios (CoCos) aumentará en 2013, principalmente en Europa, mientras que en Estados Unidos no se espera que se vuelvan muy atractivos dentro de su sector, debido a que en su mercado es más económica la emisión accionaria, consideró Barclays Capital.

Los CoCos son instrumentos de deuda subordinada perpetua que se puede convertir en acciones, lo que significa que, en caso de quiebra, el poseedor del CoCo sería el último en cobrar y tendría en sus manos una acción del banco emisor, por lo que para compensar el riesgo, se otorga un alto nivel de rendimiento del instrumento.

En el año 2012, cerca de 7,000 millones de dólares de deuda convertible contingente fue emitido por bancos europeos, lo que representa un gran paso adelante para este naciente producto. Según nuestros cálculos, los bancos europeos podrían emitir más de 350,000 euros en CoCos en los próximos siete años en un intento de optimizar sus estructuras de capital bajo Basilea III y sus leyes locales , aseguró Barclays.

De acuerdo con Barclays, el tamaño actual del mercado a escala global es de aproximadamente 20,000 millones de dólares y creció más de un 50% en 2012, por lo que espera que se registre para 2013 una tasa de crecimiento más alta, donde existe un potencial de más de 10,000 millones de dólares en nuevas emisiones.

A corto plazo, Reino Unido, Holanda y los bancos suizos, serán los emisores más activos para este año, y se espera que la oferta aumente también de los bancos nórdicos.

En México, el sector bancario está platicando con las autoridades de la CNBV y la SHCP, para modificar las reglas de Basilea III, en las que se cambiaría la obligación de cotizar sus acciones en la Bolsa de Valores, si quieren que la deuda subordinada se contemple como capital, por la opción de la emisión de CoCos.

Pensamos que los llamados CoCos son una opción para proteger al sector bancario mexicano, además de la cotización en bolsa, a pesar de que son un instrumento que apenas está haciendo su aparición en los mercados internacionales , aseguró Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Para los especialistas de Barclays, el sector bancario estadounidense no será muy dinámico en la emisión de CoCos, debido a que su reglamentación no les exige tener una opción de conversión en su deuda subordinada, además de que para cubrir la normatividad de Basilea III, están emitiendo acciones preferentes tradicionales, lo cual les es menos costoso que un CoCo, los cuales llegan a pagar una sobre tasa de hasta 5 puntos porcentuales sobre la tasa líder de un país determinado.