Durante el primer trimestre del año, los ingresos que se obtienen por el cobro de impuestos se redujeron en 3.5%, en términos reales y respecto del mismo periodo pero del 2016, con un total de 732,512 millones de pesos.

Lo anterior se debió principalmente a que la recaudación por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolina y diésel registró una reducción del 20.6%, con un total de 52,379 millones de pesos, de acuerdo con información del reporte trimestral de Finanzas y deuda pública.

NOTICIA: Complicado, que el gobierno logre más ingresos en el 2018: expertos

Si solo se considera el mes de marzo, la recaudación por este impuesto se redujo en 33.7%, con lo que solo tuvo ingresos por 17,715 millones de pesos. Con lo anterior suman tres meses consecutivos en que se reduce esta recaudación.

El nuevo titular de la unidad de política de ingresos tributarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Juan Rebolledo explicó que, en este primer trimestre del año, los estímulos fiscales que se han ocupado para suavizar los precios de la gasolina en el país son de casi 16,000 millones de pesos.

"El estímulo a la gasolina se refleja en una menor recaudación. Sin embargo, cuando vemos la recaudación en su conjunto vemos un aumento en los ingresos presupuestarios (...) tuvimos un buen trimestre en materia de ingresos", expuso en conferencia de prensa.

Si bien los ingresos tributarios se redujeron en el primer semestre del año, en general los ingresos presupuestarios del sector público registraron un incremento del 33.4%, en términos reales y respecto del primer trimestre del 2016 con un total de 1 billón 483,196 millones de pesos.

Dicho incremento se debe en gran medida al remanente de operación que recibió el gobierno federal por parte del Banco de México por más de 300,000 millones de pesos.

Luis Madrazo, economista en jefe de la SHCP, expuso que el remanente le permitió al gobierno obtener 403,335 millones de pesos más de lo que tenía programado en los ingresos presupuestarios.

Recordó que, a pesar del entorno complejo, Moody's mantuvo la calificación del país en perspectiva negativa, pues ven mejorías en cuanto a la situación fiscal de Pemex y una mayor estabilidad en las finanzas públicas del país.

NOTICIA: Contribuyentes aportan 61% del gasto público

"Se desvanecieron los riesgos que habían señalado el año pasado sobre si Pemex requeriría recursos adicionales para su sostenibilidad y si se lograría la consolidación de las finanzas públicas".

Con respecto al gasto neto del sector público, en el primer trimestre del año se registró un aumento de 0.9% con lo que registraron un gasto de 1.17 billones de pesos.

México no depende de EU en materia fiscal

Madrazo afirmó que, México seguirá siendo un país competitivo en materia fiscal, independientemente de que se logre una nueva reforma fiscal en Estados Unidos, donde se prevén reducir los impuestos a los empresarios para atraer inversiones.

"Lo que se presentó fue apenas un esbozo, un punto de partida para una negociación en EU. Se parece mucho a las promesas de campaña, por lo que no podemos evaluarlo porque no sabemos a detalle en qué va repercutir".

NOTICIA: Previsiones económicas, realistas y prudentes: Hacienda

Agregó que, la competitividad de México, no depende del sistema fiscal de Estados Unidos. "México ha logrado incrementar su productividad y competitividad y eso es lo que lo hace atractivo para la inversión extranjera y local".

Indicó que con las reformas estructurales, se está elevando la productividad del país, por lo que son un área para seguir atrayendo inversiones.

Economía resiste amenazas de Trump

El funcionario indicó que, por el momento no prevén hacer un cambio es su perspectiva de crecimiento para este año, el cual se ubica en un rango entre 1.3% y 2.3 por ciento.

"El balance de la economía en los primeros 100 días de la administración de Trump se reflejan en el dato que publicó el INEGI, un crecimiento mayor a lo esperado y mayor al del año pasado, mostrando resistencia a la incertidumbre que nos ha venido del exterior".

Expresó que, si el temor era que en el primer trimestre le fuera mal a la economía mexicana o una desaceleración, "afortunadamente no se materializó, no debemos bajar la guardia ante la incertidumbre del exterior y esto nos debe mantener vigilantes respecto a la dinámica de crecimiento".

erp