El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo público español de ayuda a los bancos, inyectará con carácter inmediato 4,500 millones de euros en Bankia, el cuarto banco por activos del país y que registró unas pérdidas de 4,448 millones de euros en el primer semestre, informó el propio organismo.

Esta ampliación de capital será suscrita en su integridad por el FROB.

La operación en el nacionalizado banco constituye un anticipo de lo que deberá realizar el FROB, en el marco del programa de asistencia financiera acordado con el eurogrupo y del proceso de reestructuración del grupo BFA-Bankia, y cuya cuantía final se determinará en las próximas semanas , añadió el organismo.

La inyección a Bankia se considera un adelanto de la ayuda de hasta un máximo de 100,000 millones de euros prometida en junio por la Unión Europa para reflotar el sector bancario español, muy perjudicado por el estallido de la burbuja inmobiliaria en el 2008.

Bankia, nacionalizada en mayo por dificultades, había registrado un beneficio de 205 millones en el primer semestre del pasado año, pero en los primeros seis meses del 2012 tuvo que proveer más de 7,000 millones de euros, lo que le hizo caer en unas pérdidas de 4.448 millones de euros.

Con esta medida se restablece la situación de capital regulatorio del grupo en tanto se culmina el plan de reestructuración y se garantiza la seguridad de los depósitos y el acceso del grupo a todas las fuentes del financiación , consideró el FROB en su comunicado.

La inyección de fondos se suma a los 4,500 millones aportados en el 2010, lo que lo convierte en un banco propiedad del gobierno.