Para analistas de Grupo Financiero Banorte, además de contar con estabilidad macroeconómica, se requiere fortalecer el Estado de Derecho en México, para incentivar la inversión, se paguen impuestos de manera mucho más eficiente y funcionen los mercados.

En su podcast semanal Norte Económico que conducen Gabriel Casillas y Alejandro Padilla, líderes del área de análisis económico del banco, destacaron que el país no anda bien en diferentes índices globales que tienen qué ver con impunidad y Estado de Derecho.

“Creo que podemos ir de políticas de derecha a políticas de izquierda, hacer reformas energéticas, echarlas para atrás, etcétera, pero si no fortalecemos el Estado de Derecho, creo que vamos a seguir dando tumbos como país en torno a resolver los problemas económicos más fundamentales de México”, expresó Gabriel Casillas, director general adjunto de análisis económico.

Los economistas destacaron que el país se ubica en el lugar 66 de 69 en la última edición del Índice de Impunidad que realiza la Universidad de las Américas Puebla. Este evalúa la estructura del sistema de justicia, su funcionamiento y la protección de los derechos humanos. Aquí se toman en cuenta datos como el número de policías que, sin embargo, en México no es tan bajo con 360 por cada 100,000 habitantes, contra un promedio de 320 en el mundo.

“Urge que dignifiquemos la profesión policiaca; que se les pague mucho más, acorde con las responsabilidades que tienen; que se les capacite mucho mejor; que tengan retiro digno y reconocimiento de la población. Creo que hasta que no arreglemos eso, va a ser difícil que se aplique la ley en nuestro país”, resaltó Gabriel Casillas.

Este índice también considera el número de jueces, que en México es de sólo 4.13 por cada 100,000 habitantes, un número muy por debajo de países como Chile, Colombia y Estados Unidos que tienen poco más de 10 magistrados.

Lugar 104 de 128

En cuanto al Índice de Estado de Derecho, del World Justice Project, México ocupa la posición 104 de 128 naciones evaluadas, y aquí se toma en cuenta la opinión de la población en rubros como: qué tan restringido está el gobierno para evitar abusos de poder y su apertura en materia de transparencia, ausencia de corrupción, protección de derechos fundamentales, orden y seguridad, aplicación de las leyes y los reglamentos, y efectividad de los procesos de justicia civil y penal.

Los analistas resaltaron que casi todos los países de América Latina superan a México en este índice, y como ejemplo, Brasil se ubica en el lugar 67, Colombia en el 77, Argentina en el 48 y Chile en el 26.

En este sentido, los economista de Banorte coincidieron en la necesidad de que se fortalezca el Estado de Derecho, lo que podría incentivar la inversión y hacer funcionar los mercados.

“Este problema que estamos platicando de que hay que fortalecer el Estado de Derecho, o el tema de las fuerzas policiacas, lo venimos acarreando desde hace muchos años; es un problema estructural de muchos años atrás, pero no teníamos un diagnóstico. Entonces, ¿qué hay que hacer? Fortalecer el Estado de Derecho. ¿En qué parte hacerlo? Pues aumentar el número de jueces por cada 100 mil habitantes, mejorar cualitativamente nuestras fuerzas policiacas y, con esto, disminuir la impunidad”, señaló Casillas.

Agregó, sin embargo, que también se hace necesario instrumentar políticas redistributivas del ingreso que permitan crecimiento con equidad.

kg