Un importante avance se ha dado en lo que va de la actual administración, que está por concluir, en el proceso de regulación de las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps).

De siete entidades de este tipo que había autorizadas en diciembre del 2006, en la actualidad hay 69 avaladas.

Además, al estar en la fase final de este proceso de regulación del sector que inició desde el 2001, en las próximas semanas se podrían autorizar decenas más e incluso, según autoridades de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en la primera mitad del 2013 ya estarían operando en total formalidad cerca de 500 socaps.

Es un logro más de esta administración, de varios años, y que ahora nos está llevando a la conclusión , refirió al respecto Gabriel Díaz Leyva, vicepresidente de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares de la CNBV.

A decir del funcionario, al terminar todo este proceso y ya con todas las cooperativas de ahorro y préstamo reguladas, se atendería a 5.4 millones de socios con ahorros del orden de 60,000 millones de pesos.

Se trata de un largo camino que inició en el 2001, cuando, tras la proliferación de las cajas de ahorro y fraudes de algunas de ellas como el caso de El Arbolito, se emitió la Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP) para regularlas.

No obstante, en el 2009 se expidió de manera específica para el sector la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP) y tres años más tarde, en abril del 2012, se aprobó el reglamento respectivo.

En este marco, se establece que las socaps con capital superior a 2.5 millones de Udis (más de 8 millones de pesos) tienen hasta el 31 de diciembre del 2012 para pedir autorización a la CNBV, pues de lo contrario ya no podrán operar en el 2013.

Actualmente hay 69 autorizadas; cerca de 180 siguen en evaluación con muchas posibilidades de ser avaladas, y 260 en nivel básico, es decir, con menos de 2.5 millones de Udis de capital y, por lo tanto, sin necesidad de ser autorizadas por la CNBV.

Estamos danEstoy seguro que con ello los fondeadores van a tener mayor claridad de a quién apoyar y potenciarán el desarrollo de este sector. Claramente es el paso más importante, para desarrollar sistemas cooperativos como los alemanes , acotó Díaz Leyva.

El funcionario consideró que son tres temas los que debe atender la siguiente administración: seguir con este proceso de regularización del sector de las socaps; crear esquemas fuertes de protección al consumidor, y continuar con el impulso de la educación financiera.

[email protected]