Entrar a trabajar a Goldman Sachs no es fácil pero, una vez dentro, los beneficios son considerables. El principal banco de inversión de Wall Street destinó 12,220 millones de dólares en remuneraciones para sus 33,000 empleados.

Esta cifra supone 21% menos que en el 2010, y su plantilla disminuyó en 7%, pero aun así, cada una de estas 33,300 personas cobró 366,967 dólares en promedio.

EL BANCO GANA MENOS

El año pasado el banco ganó 2,510 millones de dólares, 67.5% menos que el año anterior.

Sin tomar en cuenta el pago de dividendos correspondientes a las acciones preferentes, el resultado neto de Goldman Sachs alcanzó un beneficio de 4,492 millones de dólares, 46.8% menos que los 8,354 millones de dólares que ganó el año pasado.

En el cuarto trimestre del año, Goldman Sachs ganó 978 millones de dólares, 56.1% menos, aunque sin contabilizar el pago de dividendos, el beneficio alcanzó los 1,013 millones de dólares, 57.6% menos.

El consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd C. Blankfein, destacó que el 2011 estuvo dominado por las preocupaciones macroeconómicas globales que vienen afectando significativamente a sus clientes.

Aunque nuestros resultados descendieron como consecuencia de ello, estoy satisfecho de que la empresa mantenga su posición de líder en la industria en su franquicia global de clientes, mientras gestiona de forma prudente el riesgo, el capital y los gastos , añadió.

La entidad enfatizó que sigue gestionando de forma conservadora su capital y su liquidez.