Washington.- Los demócratas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos dijeron que aceptarán una propuesta del Senado de que un nuevo regulador de los productos financieros para el consumidor sea parte de la Reserva Federal, en vez de una agencia independiente.

En un giro por parte de la Cámara en uno de los aspectos más contenciosos de la histórica reforma a Wall Street, el representante Barney Frank dijo que se aceptará el plan del Senado para que el regulador quede bajo la órbita de la Fed.

Los representantes demócratas que forman parte de una comisión que negocia la versión final de la legislación buscarán además someter a los prestamistas de corto plazo y a los proveedores de créditos estudiantiles al nuevo supervisor, según un comunicado emitido por Frank.

Los senadores y los representantes de la comisión negociadora reanudarán sus discusiones sobre la reforma el martes.

La Cámara baja dio luz verde en diciembre a un proyecto que habría hecho del regulador una agencia independiente con más autonomía que la que aprobó el Senado.