A pesar de que el uso de activos virtuales todavía no es común en México, se estima que el tamaño del mercado es de 800,000 usuarios que ya han adoptado este tipo de valores, según Pablo González, cofundador del exchange de criptomonedas Bitso.

En entrevista, González explicó que las criptomonedas han llegado para quedarse; sin embargo, todavía hay una serie de retos que se tienen que enfrentar para tener una mayor adopción, por ejemplo, los normativos y, aunque en México ya hay una ley que regula este tipo de activos, la tecnología puede avanzar más que la regulación, por lo que las autoridades deben estar atentas para que no existan fallas de mercado.

—¿Cómo ha sido la evolución de las criptomonedas en México desde su surgimiento en el 2009? ¿Han cumplido las expectativas?

—Desde que Bitso inició operaciones en México, la adopción ha sido gradual, pero constante. Estimamos que actualmente el tamaño del mercado en México es de 800,000 usuarios utilizando criptomonedas (...) El mercado es grande, pero nos gustaría que llegara a un mayor porcentaje de la población. Todavía hay gente que desconoce los beneficios de traer a sus vidas la tecnología y queremos darle la vuelta a estos estigmas. La evolución en términos generales ha pasado de una curiosidad tecnológica a tener casos de uso reales, como lo son remesas o pagos.

—¿Cómo ha evolucionado el tema de remesas en Bitso?

—El volumen de remesas en la plataforma de Bitso ha crecido de manera exponencial. El promedio (anual) de crecimiento es de 522%, creo que se ha rebasado la expectativa. En términos técnicos se ha aumentado la capacidad de transacciones por segundo con desarrollos como lightning network (red de canales de pago que permite miles de transacciones de forma inmediata). En términos de casos de uso, se logra eliminar entre 50 y 70% de los costos de una remesa. En menos de 10 años, blockchain y las monedas digitales han cambiado la forma de mover valor.

—Con la promulgación de la ley Fintech, ¿cuál es el reto tanto para las empresas que transaccionan con este tipo de activos como para el ecosistema en general?

—La ley fintech, que se promulgó en marzo del 2018, es un gran precedente para establecer reglas del juego claras, tanto para reguladores como consumidores y participantes de la industria.

En el mundo de la innovación, es normal que las tecnologías avancen más rápido que la regulación, por lo que se requiere de una amplia apertura para comprender los beneficios de estas nuevas tecnologías. En Bitso estamos abiertos al diálogo y al entendimiento para que las nuevas regulaciones siempre vayan encaminadas a proteger al usuario sin limitar el progreso.

—¿Las criptomonedas llegaron para quedarse?

—Sin duda. Se dice que es el futuro, pero en realidad yo veo que es el presente, más temprano que tarde todos migraremos a este esquema. Cuando ves todo el progreso que se ha logrado en tan sólo 10 años comparado con lo que han logrado otras tecnologías, es sorprendente.

Los que trabajamos en el sector no somos los únicos que creemos que las criptomonedas llegaron para quedarse. Un reporte que publicó Greenwich Associates en septiembre del año pasado menciona que 70% de los ejecutivos del sector financiero también cree que las criptomonedas llegaron para quedarse. El desarrollo de esta tecnología apenas comienza.

—¿Entonces ven que la adopción crece con el tiempo?

—Hoy hay mexicanos en la sierra de Puebla que cobran las remesas que envían sus familiares en Estados Unidos y les llegan por medio de bitcoin. Sin embargo, ellos no tienen que entender qué es el bitcoin o cómo funciona la tecnología; ellos sólo saben que les llega más dinero y que el servicio es más transparente, rápido y conveniente. No hay mejor señal que nos compruebe que las criptomonedas están aquí para quedarse que ver cómo su uso ya está mejorando la vida de un gran número de familias en nuestro país.

—¿Cuál es el futuro de los activos virtuales?

—Hace 30 años no existía el GPS, el e-mail, los celulares ni el buscador de Google. Todas ellas son tecnologías de las cuales hoy no podríamos imaginar vivir sin ellas. La población estimada para el 2050 es de casi 10,000 millones de personas en el mundo. Con la velocidad a la que están adoptando los celulares, el mercado de monedas digitales y las oportunidades son enormes.

—La volatilidad del bitcoin ¿es un golpe para las criptomonedas?

—Definitivamente es una característica que vuelve más lenta la adopción de criptomonedas. Pero en el 2018 comenzamos a ver una disminución en la volatilidad de bitcoin comparado con el 2017.

Es importante señalar que en los últimos meses se ha desarrollado un nuevo tipo de moneda digital llamado stablecoin. Estas monedas digitales son básicamente tokens que se encuentran respaldados por un activo, el cual refleja su precio y esa es la razón por la cual tienen una volatilidad más baja que bitcoin u otras monedas digitales.