Los empleados bancarios en Brasil iniciaron una huelga nacional en demanda de mejores sueldos y condiciones laborales, según el sindicato nacional de trabajadores del sector financiero, Contraf.

Los trabajadores piden un incremento en el salario nominal de un 10.25%, un acuerdo de participación en los beneficios, mejores condiciones de salud, de trabajo y una mayor seguridad.

El 28 de agosto, la federación nacional bancaria de Brasil, Fenaban, ofreció un incremento en el pago nominal de un 6%, equivalente a un 0.58% de aumento tras considerar la inflación -un paquete rechazado por el sindicato por considerarlo "insuficiente".

Las acciones bancarias caían el martes en la bolsa de Brasil.

Los títulos de Itaú Unibanco, el principal banco privado del país, caían un 1.80 por ciento. Los papeles de su rival Bradesco perdían un 1.56 por ciento.

Las acciones del estatal Banco do Brasil caían un 1.94 por ciento.

El índice de referencia de Brasil, el Bovespa operaba estable, con una baja de un 0.13% a 61.725.56 puntos.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

RDS