Morgan Stanley informó este lunes que un empleado de su división de administración patrimonial robó datos de unos 900 clientes y los publicó en internet.

El banco de inversiones comunicó que el empleado divulgó nombres y números de cuentas, pero no contraseñas ni números del Seguro Social. Añadió que tras detectar la filtración, retiró esa información.

La financiera informó que despidió al empleado y está colaborando con organismos reguladores y la policía en la investigación del incidente.

La violación afecta a un 10% de los clientes de la división de administración patrimonial.

La compañía con sede en Nueva York dijo que no ha descubierto pérdidas sufridas por los clientes y está reforzando la seguridad. No reveló de inmediato la identidad del empleado.

Los precios de las acciones de Morgan Stanley caían 1.14 dólares (3% ) a 37.57 dólares en las operaciones matutinas.

erp