Ante una nueva realidad presupuestaria, al menos para el sector de la vivienda, las autoridades han salido a calmar los nervios de los desarrolladores, explicándoles la visión de este gobierno respecto al tema de subsidios y con el mensaje de que estos apoyos no desaparecen, pero tampoco estarán enfocados en un solo esquema, es decir, ya no tendrán la centralización que se tenía en las administraciones anteriores.

Para este año el programa que concentraba los subsidios para la vivienda otorgados por el gobierno federal, administrado por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), tendrá un presupuesto de 1,726 millones de pesos, es decir un recorte en términos reales de 70% respecto al monto que dispersó en el 2018, que fue de 5,694 millones de pesos.

El recorte en este esquema, al cual incluso se le cambió el nombre de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales a programa de Vivienda Social, causó una alarma entre los desarrolladores, los cuales, aunque no son los beneficiarios directos del presupuesto, basan sus planes de edificación de este tipo de hogares en las partidas que se proyectan para estos apoyos que en su mayoría son para la adquisición de vivienda nueva.

Pero esto, según las autoridades, no significará que se tendrán menos recursos para ejercer en estos apoyos para el 2019, pues se contemplan otros esquemas que también operará la misma Conavi y los cuales suman una partida de más de 9,400 millones de pesos.

“Habrá una focalización de los recursos públicos para la población de menos recursos, esto hará la Conavi con un presupuesto de más de 9,400 millones de pesos y que estará enfocado a programas prioritarios”, indicó Edna Vega Rangel, titular de la Conavi.

Para Vega Rangel, la preocupación de los desarrolladores no es más que una mala lectura que se le da a la nueva realidad presupuestaria para el sector de la vivienda, pues el presupuesto de la Comisión para este 2019 es mayor al que ejecutó la Comisión en el esquema de subsidios.

“Están dando una lectura que no es, no se reduce el presupuesto de Conavi, éste es más alto que el de otros años y seguramente será mayor más adelante, la diferencia es que está focalizado en programas como reconstrucción y mejoramiento urbano, además en proyectos estratégicos”, detalló Vega Rangel.

Recursos para retos del pasado

Para Armando Rosales García, subsecretario de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), la nueva realidad presupuestaria para el sector de la vivienda se dio debido a los retos del pasado y que se heredaron al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como por ejemplo, la reconstrucción pendiente por los sismos del 2017 y otros desastres naturales del pasado.

“Al día de hoy se tienen más de 9,000 millones de pesos, que es una partida superior a la que ejerció la Conavi el año anterior y servirán para todas las acciones de vivienda que se harán desde la Conavi en coordinación con la Sedatu. Tenemos que afrontar retos que heredamos del pasado como es el tema de la reconstrucción o el programa de mejoramiento urbano”, explicó Rosales García.

Estos 9,400 millones de pesos que ejercerá la Conavi servirán principalmente para el programa Nacional de Reconstrucción, del cual la Comisión operará 5,232 millones de pesos; el esquema de Mejoramiento Urbano, el cual se le asignó una partida por 2,400 millones de pesos y el programa de Vivienda Social (conocido como de subsidios) que tendrá una partida de 1,726 millones de pesos, según el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.

Dentro de estos montos, también se consideran recursos que irán para apoyar el desarrollo de soluciones habitacionales que deriven de proyectos estratégicos del actual gobierno federal como del Tren Maya.

“De estos esquemas, algunos estarán focalizados como el de mejoramiento ampliación y sustitución de vivienda, asociados a los proyectos estratégicos del gobierno federal como lo es el Tren Maya…o el programa de las 15 ciudades que se están trabajando dentro del esquema de Mejoramiento Urbano”, comentó Rosales García.

Asimismo, las autoridades han comentado que para no desproteger a las personas que aún no han accedido a una solución habitacional apoyada por el gobierno, todos los organismos del sector trabajan de manera coordinada para atender a este nicho desde diferentes ámbitos.

“Se trabajó con Infonavit, Fovissste, Conavi, Sociedad Hipotecaria Federal, entre otros, para que todas las acciones que se hagan vayan coordinadas para que enfrentemos los desafíos que tenemos en el panorama económico en un futuro de manera coordinada y de manera transversal”, acotó Rosales García.

abr