Pese al crecimiento económico moderado, el sector asegurador y afianzador tiene una tendencia al alza mayor, destacó la calificadora Fitch Ratings.

La calificadora ha informado que su estimación de crecimiento de la economía mexicana es de 2.4% para el 2016 y que alcanzará un crecimiento de hasta 3%, en promedio, entre el 2017 y el 2019.

Sin embargo, el crecimiento del sector asegurador tiene una mayor tendencia al alza. Las cifras preliminares publicadas a marzo del 2016 por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) reportan un incremento de 14.5% en las primas del mercado asegurador y de 4.6% en el afianzador comparado con 7.7 y 2.8% de marzo del 2015, respectivamente.

No obstante, la agencia informó que la dinámica en las primas emitidas se beneficia del requerimiento contable de anualizar las primas, particularmente en los productos de seguros de vida, los cuales representan 45.4% de la cartera total del sector asegurador y mostraron un crecimiento de 25.7 por ciento. Aclaró que al eliminar este efecto, el crecimiento real de la industria podría ser aproximadamente entre 7 y 9 por ciento.

Seguro de pensiones cae

Fitch Ratings destacó que el único producto que tuvo una disminución fue el de pensiones, el cual se contrajo 21.1%, esto debido a una mayor dinámica y a la participación de los institutos de salud públicos en la emisión de rentas de pensión .

El seguro de daños creció 10% principalmente por el aumento de la producción del seguro de autos que se expandió 13.7 por ciento.

Aunque ya es obligatoria la contratación de este producto con al menos responsabilidad civil, la calificadora destacó que esto no es el principal motivo del aumento de adquisiciones del producto, sino que se debe al crecimiento en la venta de automóviles, el cual fue de 13.4 por ciento.

Retos al implementar marco regulatorio

Luego de analizar la información pública del sector asegurador y afianzador, Fitch Ratings declaró que, aunque los datos existentes son escasos y preliminares, la implementación del marco regulatorio nuevo ha representado un reto para el mercado en el país.

Fitch Ratings destacó que el retraso es derivado de que el sector ha realizado ajustes contables en general para cumplir con lo requerido por la CNSF.

A pesar de dicha carencia, Fitch informó que los indicadores de desempeño del sector se mantienen relativamente estables al primer trimestre del 2016.

El índice combinado del sector asegurador disminuyó de 92.9 a 91%; no obstante, el resultado neto sobre prima emitida alcanzó 11% con respecto a 6% del 2015, debido a la liberación de reserva asociada con los primeros impactos de los cambios metodológicos de las mismas , destacó la calificadora.

Sin embargo, Fitch espera que, en términos del perfil financiero de las empresas, por la introducción de riesgos nuevos en el cálculo de solvencia, esta base menor de reservas sea neutralizada vía mayor capital.

La agencia indicó que también ha observado un mayor interés en diversificar sus programas de reaseguro con empresas de calidad crediticia alta, lo que beneficia el capital requerido para riesgos de contraparte y concentración.

Para el cierre del 2016, la agencia espera que las utilidades del sector estén beneficiadas por la mayor liberación de reservas y por el efecto de anualización de primas, lo que permitiría un fortalecimiento en la base de capital de las aseguradoras del sistema.

Sin embargo, dijo, la solvencia finalmente dependerá de la política de repartición de dividendos y de reinversión de utilidades en cada una de las compañías.

claudia.cordova@eleconomista.mx