Para el nuevo presidente de la Asociación de Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México (Asofom), Lamberto Corral, está claro que con las nuevas obligaciones que establece la reforma financiera para este sector, sólo quedarán en el mercado las que en la actualidad hacen las cosas bien; las que no, dice, tenderán a desaparecer en el mediano plazo.

Cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) revelan que hoy hay registradas más de 4,000 sofomes entidades no reguladas (ENR). El Presidente de dicha asociación prevé que en unos dos o tres años, la cifra descenderá de manera automática a 1,000 o 1,500, misma que, sin embargo, es mucho mayor que si se juntara el resto de los intermediarios financieros, como bancos, sofipos, uniones de crédito y cooperativas de ahorro y préstamo (socaps).

Las sofomes ENR hoy tienen la obligación de registrarse, lo mismos que sus contratos y comisiones, ante la Condusef, además de que deben reportar a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) en materia de prevención de lavado de dinero.

Con la reforma financiera deberán, además, consultar y reportar a alguna de las sociedades de información crediticia, entre otras medidas. Las que cumplan con todo ello, destaca Corral, son las que permanecerán.

¿Qué es lo que va a pasar? ¿Dónde va a ser el cambio drástico?, se le pregunta. Todas aquellas sofomes que no están haciendo las cosas bien; que no están cumpliendo; que no están otorgando un crédito responsable; que no están capacitando a su gente, pues ahora les levantaron la vara y ahora esas sofomes van a tener que cerrar; van a tener que convertirse en una empresa mercantil; salir del sector financiero. En pocas palabras, el paraíso de las sofomes se acabó , argumenta el directivo.

Además, agrega Corral, muchas ni siquiera operan, ya que sólo se registraron, pero nunca comenzaron a funcionar como negocio. Hay más de 1,000 sofomes de las que la misma autoridad no tiene ubicados sus domicilios; no sabe dónde encontrarlos. Entonces ¿qué va a pasar cuando se emitan las reglas secundarias que tiene que definir la Condusef? Me atrevo a decir que va a decir que todas éstas ya no van a ser sofomes .

En este sentido, Lamberto Corral considera que la reforma financiera beneficia a las sofomes que desde tiempo atrás hacen bien las cosas y cumplen con todos los requerimientos que les pide la autoridad.

Nuestras sofomes, con la reforma, valen más, porque sí es más difícil hacer las cosas, pero las estamos haciendo bien y son esas sofomes las que van a quedar a futuro y que van a seguir haciendo un buen papel .

Cabe destacar que la Asofom agrupa a 139 entidades de todos tamaños y a decir del nuevo Presidente de la Asociación, la gran mayoría de éstas cumple con lo que les pide la autoridad y hasta con lo que no les es aún obligatorio, como el reporte al Buró de Crédito.

[email protected]