La economía mexicana podría alcanzar este año un crecimiento de 3.2%, por el poco dinamismo que trae el consumo privado, ligado a la lenta colocación de crédito al mismo sector, advierte el economista en jefe para México del Deutsche Bank (DB), Alexis Milo.

En conversación con El Economista, reconoce que ha mejorado el ánimo de los inversionistas por México, resultado de la aprobación de la reforma energética y las más propicias condiciones financieras que ofrece el mercado.

La reforma energética aprobada a fines del año pasado es como si México hubiera comprado un boleto para transitar por las aguas turbulentas que vendrán por el tapering normalización de condiciones monetarias de la Reserva Federal sin mayor problema , comenta.

A unas horas de haber presentado desde Nueva York el panorama económico mundial, el analista dice que incluso en el contexto de la eventual normalización de la tasa de interés de la Fed, México tiene buenos prospectos.

México es una de las economías emergentes que ha tenido menores incrementos en las tasas de interés y premios de deuda, incluso desde que la Reserva Federal cambió su retórica en mayo o junio del año pasado. Y hay una correlación entre la solidez fiscal y las reformas aprobadas , afirma.

Alexis Milo estima que si la reforma financiera reactiva al crédito al sector privado y regresa a las tasas de crecimiento a 20% del PIB, definitivamente habrá una aportación al crecimiento del PIB cercana al medio punto del Producto .

Actualmente, el crédito al sector privado tiene registros de crecimiento anual de entre 11 y 12 por ciento.

En su opinión, este impacto multiplicador se potenciará si de verdad la banca de desarrollo se vuelve más activa .

RECUPERACIÓN GRADUAL

Previo, en conferencia desde Nueva York transmitida en línea, el economista principal del DB, Joseph LaVorgna, anticipó que esperan un crecimiento mundial de entre 3.5 a 4% este año.

En el grupo financiero, esperan un crecimiento de la economía de Estados Unidos de 3.2%, que es casi el doble del registrado el año previo, de 1.8 por ciento.

Consideran que China alcanzará un crecimiento de 8%, sostenido en el extenso paquete de reformas de noviembre pasado.

[email protected]