El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo sin cambios su tasa de interés de referencia, pero no reveló otras medidas para impulsar una frágil recuperación económica en la zona euro, pese a que pronosticó una inflación baja durante los próximos años.

El BCE mantuvo su principal tasa de interés en 0.25%, medida prevista por los mercados, y también mantuvo en cero la tasa de depósitos que paga a los bancos por mantener su dinero.

Respecto de la continuidad de las tasas, Mario Draghi, presidente del BCE, argumentó que la recuperación económica está avanzando y nuestras proyecciones para los próximos dos años apuntan a una inflación baja seguida de un periodo en línea con el objetivo de 2%, aunque ligeramente por debajo .

Sobre la inflación, nuevos pronósticos del BCE anticipan que será de 1.0% este año, de 1.3% en el 2015 y de 1.5% en el 2016, por debajo de su meta de cerca de 2 por ciento.

Van cinco meses seguidos en que la inflación se ubica en la llamada zona de peligro, por debajo de 1 por ciento. Esta tendencia genera comparaciones con la experiencia de deflación de Japón, donde empresas y hogares se abstuvieron de gastar por expectativas de menores precios futuros. Estas comparaciones las ha rechazado el BCE argumentando que hasta el momento no hay señales de que ciudadanos de la zona euro estén aplazando sus planes de gastos.

El titular del BCE dejó abierta la posibilidad de tomar futuras medidas de ser necesario. Seguimos de cerca la evolución en los mercados monetarios y estamos preparados para considerar todos los instrumentos a nuestro alcance , explicó.

TENUE CRECIMIENTO A FUTURO

De acuerdo con los pronósticos, la economía de la zona euro crecería 1.2% este año -revisión levemente al alza desde su estimación previa para el 2014-, mientras que para el 2015 el crecimiento sería de 1.5% y de 1.8% en el 2016.

Sobre este crecimiento proyectado, acotó Draghi que la evolución en los mercados financieros globales y en las economías de los mercados emergentes, al igual que los riesgos geopolíticos, pueden afectar negativamente a las condiciones económicas .