El Banco Central Europeo (BCE) aliviará la política monetaria la próxima semana de una forma u otra, dijeron economistas consultados en un sondeo de Reuters, y muchos de ellos creen que el BCE no dará pie atrás, después de revelar sus intenciones en forma tan clara el mes pasado.

Las especulaciones sobre más estímulos del BCE han aumentado desde que Mario Draghi, presidente de la entidad, aseguró en octubre que el consejo gobernante actuaría si fuera necesario para acelerar la inflación a su meta de 2%, opinión compartida por varios integrantes de la entidad.

La próxima reunión de política monetaria del BCE será el 3 de diciembre, menos de dos semanas antes de la reunión de la Reserva Federal, en la que se prevé ampliamente que el banco central estadounidense eleve las tasas desde cero, el primer incremento en casi una década.

El resultado probable de ambas reuniones ya ha sido considerado por los mercados financieros y eso explica la depreciación de más de 6% del euro frente al dólar desde los comentarios de Draghi, el mes pasado.

Un sondeo entre más de 50 economistas realizado esta semana mostró que prevén una probabilidad de 80% de que el BCE anuncie más estímulos el jueves de la próxima semana, más o menos el mismo resultado que las dos encuestas anteriores.

(El BCE) no puede correr el riesgo de decepcionar a los mercados tras elevar las expectativas. Una medida de una u otra forma parece una certidumbre; es meramente una cuestión de qué forma tomará , comentó Ken Wattret, de BNP Paribas en Londres.

De acuerdo con el consenso del sondeo, el BCE recortará la tasa de depósitos aún más, a -0.30%, desde -0.20% actualmente.

Los analistas también prevén que el BCE eleve el monto de bonos que compra cada mes, a 75,000 millones de euros, desde los 60,000 millones de euros actuales, o que extienda su programa de alivio cuantitativo más allá de septiembre del 2016, o ambos.