En América Latina (AL) 52% de las mujeres mayores a 15 años está bancarizado, cuando en las regiones más avanzadas, como en Europa y el centro de Asia el porcentaje es de 79%; sin embargo, existen datos alentadores que hacen pensar que el ecosistema de la tecnología financiera (fintech) puede ser un gran apoyo para avanzar el tema de la inclusión financiera de la mujer en la región.

De acuerdo con el reporte Fintech América Latina 2018 del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), debido a que el ecosistema de la tecnología financiera ha generado nuevas alternativas en la región para superar las barreras de oferta y demanda que se tienen, en especial las que enfrentan las mujeres, se estima que dichas herramientas tecnológicas pueden ser eficientes para lograr mayor impacto respecto a inclusión financiera.

“Servicios diseñados a la medida del cliente, agilización a través de canales digitales y una mayor comprensión de las necesidades del usuario por parte de las empresas fintech hacen que estas alternativas sean potencialmente eficientes para lograr una mayor inclusión financiera de la mujer”, se puede leer en el estudio publicado recientemente.

Con esperanza

El estudio reconoce que todavía no hay datos que permitan medir el uso de soluciones fintech entre las mujeres en la región; sin embargo, detalla que hay información emergente que resulta alentadora sobre el impacto que dicho ecosistema tiene en las mujeres.

Según el estudio, existen estadísticas en Paraguay que demuestran que en el uso de pagos digitales cuatro de cada 10 usuarios son mujeres, las cuales realizan transacciones entre las 10 de la mañana y el mediodía.

“(Esto) refleja claramente la importancia de que las mujeres cuenten con canales digitales que resuelvan restricciones de movilidad y tiempo”, explica el reporte.

Asimismo, las mismas estadísticas del ecosistema paraguayo arrojan que las mujeres de aquel país realizan compras, y por tanto pagos, de mayor monto cuando se trata de una compra digital.

Respecto al financiamiento alternativo, como puede ser el fondeo colectivo, el informe refiere que las mujeres en la región participan más en dichos mecanismos que sus pares que se encuentran en mercados más grandes y maduros como puede ser Estados Unidos.

“En EU únicamente 19% de los inversionistas (o donantes de fondos) fueron mujeres y en la región de Asia y el Pacífico fue de 25%, esta proporción se estima en 35% para América Latina y el Caribe”, señala el informe.

Este último, que también se apoya en reportes de PwC, refiere que las mujeres logran un mayor éxito al dirigir campañas de financiamiento alternativo, así como en conseguir sus objetivos de fondeo, en comparación con los hombres.

“En promedio para América del Sur, 7% de los proyectos liderados por mujeres fueron exitosamente financiados frente a 2% para hombres, mientras que en América Central, la diferencia fue de 13% para proyectos liderados por mujeres frente a 6% para los hombres”, explica.

Son parte del ecosistema

En dicho estudio se hace un análisis sobre el papel de las mujeres como fundadoras de empresas fintech, el cual arroja que 35% de las 1,166 plataformas detectadas en América Latina tiene una mujer fundadora, porcentaje superior al promedio mundial, que es de 7 por ciento.

Detalla que México concentra la mayoría de las fintech fundadas por mujeres en América Latina, con 31%, seguido de Colombia (14%) y Brasil (12 por ciento).