La economía mexicana moderará su expansión hacia el segundo trimestre de este año, sin embargo se mantiene la perspectiva de que al término de 2011 el Producto Interno Bruto (PIB) logre alcanzar una tasa de 4.5%, consideró el Grupo Financiero Santander.

El economista de la institución, Rafael Camarena, comentó que esta desaceleración se deberá tanto a la elevada base de comparación anual, como a los desfavorables resultados que se conocieron en abril sobre el desempeño de la producción de autos.

Sin embargo, señaló, este grupo financiero mantiene para el año en su conjunto su estimado en 4.5% anual, justo en la parte media del intervalo previsto por el Banco de México de entre 4.0 y 5.0%, y superior al 4.3% esperado por la Secretaría de Hacienda.

Respecto al balance del primer trimestre de este año, el área de análisis de la institución refirió que se espera que el PIB esté cercano al 5.0% anual, toda vez que en este periodo la producción industrial registró un crecimiento de 5.2% anual.

Acompañado con crecimientos en manufacturas de 7.4% anual, en construcción 4.9% anual, así como en electricidad, gas y agua con 8.6% anual.

En tanto, el sector de minería bajó 2.5% anual (petrolera menos 1.2% anual y no petrolera 8.0% anual menos.

'Con estos resultados se refuerza la expectativa de crecimiento del PIB en el primer trimestre a una tasa cercana al 5.0% anual', manifestó.

RDS