El Senado estadounidense adoptó una enmienda a la reforma de la regulación financiera que pretende forzar a la Reserva Federal (banco central, Fed) a que sea más transparente.

El texto propuesto por el Senador liberal independiente Bernie Sanders fue aprobado por 96 votos contra cero.

Prevé una auditoría completa de la Fed por parte del tribunal de cuentas estadounidense, GAO, que debe ser realizada en el correr de un año.

El GAO deberá investigar "todos los préstamos y otras ayudas financieras (a las instituciones bancarias)" concedidas entre el 1 de diciembre del 2007 y la fecha de entrada en vigencia de la enmienda.

La fecha del 1 de diciembre del 2007 corresponde a cuando la economía estadounidense entró en recesión.

La enmienda obligará a la Fed a hacer públicos "los nombres de los beneficiarios de 2 billones (millón de millones) de dólares de ayudas por parte de la Reserva Federal", colocaciones que permitieron que la economía de Estados Unidos superara la crisis.

Pese a que los grandes beneficiarios de la ayuda son conocidos, el presidente de la Fed Ben Bernanke se ha negado a revelar los nombres de todos ellos, argumentando que no quiere atemorizar a los mercados revelando las debilidades de instituciones que se consideran sólidas.

El GAO también debe auditar el modo de funcionamiento de la Fed y controlar si existen conflictos de interés potenciales entre miembros de las oficinas regionales de la Reserva y los bancos que deben regular.

RDS