Washington.- La economía de Estados Unidos está todavía en situación "extremadamente difícil", pero el gobierno prevé poner fin al plan de rescate financiero en octubre, como estaba previsto, luego de dos años de funcionamiento, declaró el secretario del Tesoro Timothy Geithner.

"Millones de estadounidenses continúan buscando trabajo y sufren los efectos de una profunda recesión. El impacto de la crisis será duradero", admitió Geithner en una declaración preparada para ser presentada ante el Congreso.