Washington.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó dar tiempo extra a los compradores de viviendas para que puedan acceder a un popular crédito fiscal, en un intento por mantener a flote la recuperación del sector inmobiliario.

La cámara baja respaldó con una votación de 409 a 5 una medida para extender la fecha final al 30 de septiembre para los compradores que cumplieron la fecha límite del 30 de abril con un contrato firmado.

La actual fecha límite requería que los compradores cerraran la transacción para el 30 de junio para poder recibir el crédito fiscal por 8,000 dólares para quienes compren su primera casa.

Todavía falta que el Senado apruebe la medida antes de que el presidente Barack Obama promulgue la ley.

El líder de la mayoría del Senado Harry Reid buscó a comienzos de este mes adjuntar a una propuesta que acompañara un esfuerzo separado para extender beneficios de seguros a trabajadores desempleados pero la medida general fue rechazada por el Senado.

Se espera que Reid encuentre otro modo para que el Senado considere la popular medida antes del miércoles, aunque no está claro precisamente cómo lo hará.

Reid enfrenta una dura lucha por la reelección en Nevada, estado donde la crisis de ejecuciones hipotecaria del país está más acentuada.

Agentes de bienes raíces dicen que miles de acuerdos podrían no estar completados para el miércoles porque las oficinas de mediación están repletas de compradores que tratan de tener listas las transacciones para poder estar dentro del plazo de finales de mes.

, dándoles a los compradores de casas la posibilidad de colocar los contratos a una fecha previa al 30 de abril y así cerrar los contratos para el plazo fatal del 30 de septiembre.

El Congreso extendió el crédito fiscal por 8,000 dólares para quienes compraran su primera vivienda el otoño pasado y agregó un crédito por 6,500 dólares para todos los compradores que compraran una residencia primaria.