Doopla, fintech especializada en financiamiento colectivo o crowdfunding, confía en que a más tardar a mediados de octubre, cuente con la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para ya operar de forma regulada.

Lo anterior, luego de que los procesos de autorización se suspendieron desde marzo como consecuencia de la contingencia sanitaria.

En entrevista, Juan Carlos Flores, fundador y director de Doopla, recordó que esta fintech fue la primera en ingresar su solicitud formal a la comisión, luego de año y medio de proceso.

“En nuestro caso el plazo vence a mediados de octubre, por eso es que esperamos que durante esos días tengamos la autorización. Pudiera ser antes”.

Mencionó que fueron 85 fintech las que ingresaron su solicitud, de las cuales 25 tienen que ver con crowdfunding y 60 con empresas de medios de pago, por lo que el grueso de las autorizaciones tendrían que darse entre octubre y noviembre.

Ahora el reto de las que obtengan la autorización será convivir con el entorno regulatorio y seguir creciendo con ello.

El director de Doopla destacó que algunas ventajas de operar como una figura regulada son: la certeza jurídica, la institucionalización en los procesos, la mayor confianza a los usuarios y el incremento del valor de las plataformas.

“En términos generales son buenas noticias, estamos muy contentos por ello, y preparándonos para cumplir con todo el entorno regulatorio”.

Algunas no aguantarán

Juan Carlos Flores consideró que, dados los efectos de la pandemia, habrá algunas fintech de las que lograron ingresar su solicitud, que se hayan bajado, pero además porque la carga regulatoria es mucha y es probable que no todas puedan cumplirla.

“Habrá que estar conscientes de que con o sin pandemia no todas van a cumplir con los distintos requisitos, que son muchos y son robustos, para cumplir con un entorno regulatorio, y una vez que ya conozcamos esas cifras, a mediados de noviembre cuando ya se venzan todos los plazos, ya podemos hablar de una manera más clara de cuántas estamos autorizadas y qué va a pasar con aquellas que no”.

No obstante, no ve una desaceleración en el ritmo de crecimiento de las fintech en México como resultado de la pandemia, y por el contrario, señaló que en esta contingencia ha quedado demostrado que las tecnologías financieras se han vuelto imprescindibles.

[email protected]