Un portafolio con inversiones diversificadas puede resistir a los riesgos que suponen un entorno de estancamiento económico, explicó el presidente y director general de la correduría Barclays en México, Raúl Martínez-Ostos.

Ante una economía que se desacelera, generalmente lleva a que los inversionistas busquen invertir en activos o valores de bajo riesgo y a largo plazo e ignorar para alejarse de las variaciones diarias del mercado.

“Al final no hay una inversión en específico porque un portafolio tiene que estar bien diversificado y los activos reales como los de infraestructura, energía, bienes raíces, que son proyectos de mediano y largo plazo, tienen esa capacidad de ser diversificadores”, puntualizó el director general de la firma financiera en México.

Entonces, destacó que en tiempos de recesión económica se debe lograr tener una combinación de proyectos rentables, en el que los riesgos estén acotados, pero en el que también los retornos sean atractivos.

Luego de que México registró una recesión técnica en los primeros nueve meses del año, analistas económicos proyectan que este 2019 cerrará con 0% de crecimiento y las perspectivas para el 2020 no son pujantes, pues prevén que apenas se logrará que el Producto Interno Bruto apenas avance entre 1 y 1.5 por ciento.

Afores también diversifican

Raúl Martínez-Ostos se refirió a las administradoras de fondos para el retiro como las grandes inversionistas institucionales en México. Explicó que con el tiempo han diversificado sus inversiones, manteniendo una visión de mediano y largo plazos.

Por ejemplo, hace 20 años las inversiones de las afores sólo estaban concentradas en valores gubernamentales, pero han evolucionado y buscando la diversificación de sus portafolios, pero además, buscando mayores rendimientos para los recursos que administran y, al mismo tiempo, fomentando el crecimiento y desarrollo de México.

“Las inversiones de los pensionados mexicanos tienen que ir más dirigidas a más largo plazo y no estar tan expuestos a los movimientos de las tasas de interés o a la caída de la Bolsa de valores”, dijo.

Además, comentó que aun cuando la economía nacional no está creciendo, hay sectores defensivos como el sector de consumo básico y los fideicomisos de inversión en bienes raíces (fibras) que han tenido un mejor desempeño frente a otros sectores.

Fibras atraen inversionistas

El índice de fibras, que mide el rendimiento de estos instrumentos listados en la Bolsa de valores, acumula un retorno de 29.46% en el presente año frente al muy bajo nivel del índice bursátil S&P/BMV IPC, de 0.75 por ciento en el mismo periodo.

“Esto demuestra el interés de los inversionistas que están buscando activos con buenos retornos y pago de dividendos razonables (los fibras hacen distribuciones trimestrales)”, agregó.

Pero, además, el director general de Barclays México reconoció que el mercado de capitales local y las valuaciones de las empresas han estado muy castigados y operando en una economía que no ha crecido en este año.

“Hay buenas oportunidades en el mercado y pueden dar mucho más, pero no hay una receta para poder destrabar el estancamiento de algunas acciones que están bastante golpeadas y que sus fundamentales son bastante sólidos”, consideró el  directivo de la institución crediticia.

[email protected]