Aunque en esta administración se ha tenido un dinamismo importante respecto a las autorizaciones de sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), todavía no se ha logrado que la autoridad dé solución a la totalidad de las solicitudes para que algunas de estas entidades continúen sus operaciones, lo que retrasa el proceso de consolidación del sector el cual comenzó desde el 2001.

Desde inicios del 2017, tanto autoridades como representantes de este sector, afirmaban que durante el año anterior se resolverían todas las solicitudes de socaps que buscaban continuar operaciones; sin embargo, esto no fue así, y todavía en este 2018, se tienen pendientes las resoluciones referentes a 15 cooperativas.

De acuerdo con César Zepeda, presidente de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), los cambios que se dieron durante el 2017 dentro de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) hicieron que se aplazara la resolución de los expedientes que están en manos de la autoridad.

“La idea era que en diciembre (del 2017) se terminaran de resolver las autorizaciones (...) pero desafortunadamente terminaremos hasta el 2018 con los procesos de autorización”, explicó Zepeda Prado.

“Ha habido cambios en la propia estructura de la autoridad (...) La meta era haber terminado en el 2017 con todas las autorizaciones”, añadió el presidente de Concamex.

A inicios del 2017, el anterior vicepresidente de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares de la CNBV, Marco Antonio López Pérez, afirmó que todas las solicitudes que tenía en ese momento la autoridad tendrían solución en ese mismo año.

“En este año (2017), concluiremos con el proceso de revisión de las solicitudes de autorización por lo que sólo quedarían pendientes las salidas ordenadas de aquellas socaps que no hayan logrado la autorización para continuar operando como tal”, explicó en su momento el funcionario quien era la cabeza de la vicepresidencia encargada de este asunto.

Sin embargo, esto no fue así y en cambio se anunció el movimiento de López Pérez a la vicepresidencia de Supervisión de Grupos e Intermediarios Financieros A de la CNBV, para dar paso a la llegada de Cecilia Teresa Mondragón Lara a la vicepresidencia de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares del organismo.

BUENAS EXPECTATIVAS

Pese a que todavía está pendiente la resolución de autorizaciones, Zepeda Prado acotó que en los próximos meses se anunciaría el aval para continuar operaciones de algunas socaps que son de tamaño considerable, lo que sería una buena noticia y un paso importante para la consolidación de este sector.

“Creo habrá autorizaciones pronto de cooperativas grandes, de las que son clave...la autoridad no sólo está viendo la fotografía de la socap en el momento en que la autoricen sino que está viendo cómo va a funcionar y si una vez autorizada cumplirá con toda la regulación”, detalló el presidente de Concamex.

Información del sector arroja que dentro del universo de 15 cooperativas que están a la espera de tener el aval de la CNBV o, en su caso, buscar una salida ordenada, se encuentran entidades con un número considerable de socios, por ejemplo, Cooperativa Suljaa que cuenta con una membresía de 20,459 socios.

Estas 15 entidades están a la espera de tener el aval de la autoridad para continuar operaciones, lo que significaría que sus socios tendrían la cobertura del seguro de protección a su ahorro de hasta 25,000 Udis (casi 150,000 pesos). En caso de que no sean autorizadas tendrían que apegarse a un esquema de salida ordenada.

A septiembre pasado, existían 157 socaps autorizadas, con atención a más de 6.3 millones de socios, de las cuales 90 se han autorizado en la actual administración. “Se ha más que duplicado el universo de entidades bajo supervisión respecto al cierre de noviembre del 2012”, explicó la CNBV.

[email protected]