El dinamismo del mercado interno mexicano será insuficiente para compensar el impacto que tendrá en la actividad económica un deterioro mayor de las condiciones en Estados Unidos y un panorama mundial frágil en el primer trimestre del 2013, advirtió Barclays.

Por ello, mantiene su pronóstico de crecimiento para México en 3% y se convierte en la octava correduría internacional que no coincide con la expectativa oficial de crecimiento para el país (3.5 por ciento).

Mantenemos nuestro pronóstico por debajo del consenso en 3%; sin embargo, las condiciones financieras domésticas serán positivas y el efecto combinado con la reforma laboral en aplicación, podrían impulsar una expansión de 4% en el 2014 , precisó el economista de Barclays para México, Marco Oviedo.

En su reporte trimestral para economías emergentes, Barclays refirió que los resultados electorales han generado un ambiente político favorable a las reformas estructurales.

Ello favorecerá el acuerdo para importantes cambios estructurales en los sectores energético y fiscal, lo que será determinante para las perspectivas de mediano plazo .

Oviedo sitúa en el primer trimestre del año próximo el mayor impacto del deterioro estadounidense y las condiciones internas ayudarán a la recuperación vigorosa para el segundo trimestre del año entrante.

De acuerdo con el Consensus Forecast de diciembre, que levantó la consultoría LatinFocus, son ocho los grupos económicos financieros que tienen un pronóstico de crecimiento para México por debajo del que tiene el gobierno federal.

[email protected]