Deutsche Bank comenzó a transmitir documentos sobre el financiamiento de proyectos vinculados al presidente estadounidense, Donald Trump, solicitados por la justicia neoyorquina, indicó este miércoles una fuente conocedora del caso.

A mediados de marzo, la fiscal del estado de Nueva York, Letitia James, instó al banco alemán a proporcionarle numerosos documentos relacionados con préstamos concedidos a la Organización Trump, el grupo empresarial que gestiona los activos del magnate del sector inmobiliario, dirigido por sus hijos Eric y Donald Trump Jr desde su llegada a la Casa Blanca.

Ese crédito se destinó a financiar proyectos como los hoteles Trump en las ciudades de Washington, Miami y Chicago, explicó el mes pasado otra fuente bajo anonimato.

No se pudo averiguar este miércoles si Deustche Bank ya había entregado todos los documentos exigidos por la justicia neoyorquina.

“Seguimos determinados a cooperar con las investigaciones autorizadas”, declaró una portavoz del banco, que se negó a comentar las informaciones.

La oficina de la fiscal no hizo ningún comentario sobre el caso. El canal de noticias CNN fue el primero en informar de la cooperación de Deutsche Bank con las autoridades neoyorquinas.

La fiscal de Nueva York también quería obtener documentos relacionados con el intento frustrado de la Organización Trump de comprar Buffalo Bills, un equipo de la Liga Nacional de Futbol Americano, en el 2014, según la fuente bajo anonimato.

Los servicios de la fiscal de Nueva York decidieron pedir esas informaciones a Deutsche Bank a raíz del testimonio en el Congreso de Michael Cohen, el exabogado personal de Trump.

Durante su audiencia, Cohen afirmó que el presidente había sobrestimado indebidamente su fortuna para obtener préstamos del banco alemán. El banco alemán es uno de los pocos grandes bancos occidentales que siguió prestándole dinero al grupo de Trump tras la quiebra de varios de sus casinos en los años 90, generando deudas que se estiman actualmente en 330 millones de dólares.

Esa decisión convirtió al banco en objeto de numerosas investigaciones en Estados Unidos.

En enero, los congresistas demócratas, que consiguieron la mayoría en la Cámara de Representantes, pidieron información a la entidad sobre las tasas de interés concedidas a la Organización Trump.

También quieren obtener detalles sobre los protagonistas de un caso de blanqueo de dinero ruso, por el que se condenó al Deutsche Bank a pagar 630 millones de dólares en enero del 2017 en Estados Unidos.