A nivel mundial, el monto reclamado a las compañías aseguradoras, por desastres naturales y los causados por el hombre, presentaron un alza de 34.8% anual en el primer semestre del año, informó el Swiss Re Institute.

De acuerdo con su último reporte sobre desastres, en los primeros seis meses del año las pérdidas ascendieron a 31,000 millones de dólares desde los 23,000 millones que se reclamaron un año atrás.

“Las pérdidas aseguradas a nivel mundial por catástrofes naturales aumentaron a 28,000 millones de dólares en la primera mitad del 2020, desde 19,000 millones del año anterior, mientras que las pérdidas aseguradas por desastres provocados por el hombre disminuyeron a 3,000 millones de dólares desde los 4,000 millones del año previo”.

Explicó que la disminución en el monto reclamado por los desastres causados por el hombre, se debió, en cierta medida, a la pandemia del Covid-19, la cual ha generado que los países tomen diversas medidas de confinamiento para disminuir el contagio, como cerrar fronteras, restringir actividades públicas, suspender clases y/o eventos masivos, así como el cierre temporal de negocios que ha generado que la actividad económica quede casi paralizada.

En total, las pérdidas económicas por estos daños en la primera mitad del 2020 sumaron 75,000 millones de dólares, 31.5% por arriba de los 57,000 millones del año previo. El monto asegurado representó 41% de las pérdidas.

Swiss Re destacó que en este monto no se toma en cuenta los siniestros relacionados con el ramo de salud provocados por el Covid-19.

El reporte indicó que el principal impulsor de las pérdidas fueron los peligros secundarios, así como las tormentas eléctricas que sucedieron en la región norte de América. En total, más de 2,000 personas perdieron la vida por los desastres.

“Las pérdidas globales de la primera mitad del año pueden estar sujetas a revisión al alza. Además, la actual temporada de huracanes en el Atlántico Norte podría generar mayores pérdidas en el resto del año”.

Las tormentas en la región norte de América causaron pérdidas aseguradas por 21,000 millones de dólares, el costo más alto del que se tiene registro desde el 2011, cuando sumaron 30,000 millones. En tanto, en Canadá se registraron pérdidas de 1,000 millones por el granizo, un monto récord para el país.

Lo restante, destacó, fue por lluvias e inundaciones en China, incendios en Australia, California, y en Siberia.

ana.martinez@eleconomista.mx