La OCDE confirmó hoy la fuerte recuperación de la economía mexicana tras la crisis de 2008 y su secuela en 2009, y pronosticó que crecerá 4.5% este año y 3.8% en 2012.

La economía mexicana se ha embarcado en una fuerte recuperación respecto a la recesión de 2008 y 2009 , destacó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el informe de previsiones de crecimiento de sus 31 países miembros, publicado este miércoles.

En el reporte, presentado al inicio de su conferencia anual de ministros, los economistas de la organización señalaron que la economía mexicana se recuperó inicialmente por las exportaciones , y agrega que crecerá animada cada vez más por la demanda interna .

Para este año se prevé un incremento de 4.5% y en 2012 será de 3.8%, porque la expansión de las exportaciones se normalizará , estimó el documento.

La organización intergubernamental que dirige José Angel Gurría pronosticó además que el empleo continuará recuperándose y llevará el próximo año el desempleo a los niveles anteriores a la crisis económica.

De hecho, el nivel de desempleo ronda ya los niveles previos al estallido de la crisis, aunque el regreso al trabajo de los desempleados no ha sido todavía suficientemente fuerte como para hacer descender el paro en forma significativa este año, añadió.

La organización señala como riesgos potenciales la subida de los precios de los alimentos, lo que pesaría en los ingresos de los consumidores y provocaría un menor crecimiento de la economía y una alta inflación .

La OCDE estimó además que el gobierno debería reducir su dependencia de la fuente de ingresos volátil que es el petróleo, a través de una mayor reforma fiscal y extrayendo subsidios energéticos con mayor rapidez .

Cualquier ingreso extra del petróleo derivado de precios del barril más alto de lo esperado debería ir al fondo de estabilización petrolero , sugirieron los expertos de la organización, que hoy celebra el 50 aniversario de su fundación.

El organismo, al que México ingresó en 1994, recomendó además al central Banco de México no subir todavía sus tasas de interés.

Por último, indicó que la reducción del déficit es necesaria para el mantenimiento de la sostenibilidad de las finanzas públicas en México, y que una fuerte recuperación de la economía de Estados Unidos reforzaría sin duda las exportaciones mexicanas.

RDS