Para Carlos Montaño, director del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi), después de seis años el avance de la institución es palpable, al evolucionar de una pequeña institución de ahorro y expendedora de los Bonos del Ahorro Nacional a un banco de desarrollo con la capacidad de dispersar los apoyos del Programa de Oportunidades en todo el país.

Asimismo, considera que la nueva administración recibe un banco con muchos proyectos y con el reto de mantener la expansión de la bancarización del país, así como la sustentabilidad financiera del banco.

¿Cómo califica el desempeño del banco en esta administración?

La calificación es muy positiva. ¿En qué me baso para decirlo? En que hemos avanzado mucho en una de las misiones más importantes del banco, que es la inclusión financiera de México, donde dejaremos un cimiento muy importante para seguir trabajando sobre ello.

Este cimiento es la entrega de tarjetas de débito que el banco dio a los beneficiarios de los programas sociales, principalmente Oportunidades.

Esperamos cerrar el año con cerca de 8 millones de plásticos en dos años. Éste debe ser uno de los esfuerzos de bancarización más importantes del mundo.

¿Cómo se avanzó en el tema de la Red de la Gente?

Actualmente, tenemos participando 287 sociedades de ahorro y crédito popular, las cuales representan 2,391 sucursales en más de 984 municipios de todo el país. Con el apoyo de ellos, los corresponsales y nuestras oficinas, ya alcanzamos la mayor red de puntos de servicios financieros en México con más de 30,000 puntos de atención al cliente.

¿Cómo están avanzando los ?proyectos de corresponsales?

En el 2010 comenzamos con 95 tiendas Dicnosa como corresponsales, actualmente tenemos 206 tiendas participantes y esperamos terminar el 2012 con 500 tiendas en total. El universo es de 17,000 tiendas con capacidad de trabajar bajo esta figura.

Ya lanzamos el programa piloto con las gasolineras de Pemex en cuatro estados y pronto tendremos una alianza con Telecom.

¿Qué proyectos quedan para la siguiente administración?

Lo primero es continuar con la distribución de las tarjetas de débito, tanto como parte de los programas de apoyos sociales, como entre nuestros clientes.

Telecom será pronto nuestro corresponsal y con él se potenciará más nuestra presencia en más lugares del país.

Otro, que ya inició como programa piloto, es el de las gasolineras. Deberá ser analizado si es o no conveniente de acuerdo con la aceptación de las personas para realizar operaciones de pago de depósitos y retiro de efectivo de las cuentas de débito de Bansefi.

Por otro lado, estamos en pláticas con la Antad para que las personas que tienen una tarjeta de débito de Bansefi puedan realizar retiros de efectivo en las tiendas departamentales y en un futuro pagar servicios públicos.

¿Cómo están entrando a los pequeños comercios?

Éste es uno de los proyectos más ambiciosos que pronto anunciaremos, poner terminales punto de venta. Esto redimensionaría no sólo el sistema de pagos de Bansefi, sino de todo el sector bancario en México. Aquí el reto son los costos para los comercios, donde con la banca comercial la terminal les cuesta cerca de 300 dólares y se les pide una facturación mínima de cerca de 3,000 pesos mensuales, además las comisiones para los clientes son muy altas para un sector de bajos ingresos.

Planeamos darles el equipo con el menor costo y con comisiones muy accesibles; será una prueba piloto que esperamos iniciar pronto en el Estado de México y Puebla.