Inicia en Cancún, Quintana Roo, el VII Foro Pyme de Uniones de Crédito Definiendo Retos y Oportunidades, en el cual se abordará la situación en que se encuentra el sector, así como la problemática que enfrenta.

Para ello está programada la presencia de destacados funcionarios del sector financiero y económico, como el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Guillermo Babatz, y el vicepresidente de Supervisión de Banca de Desarrollo y Finanzas Populares del órgano regulador, Gabriel Díaz Leyva.

De la Secretaría de Economía se tiene contemplada la asistencia del director general de Promoción Empresarial, Gustavo Meléndez, así como directivos de otras instancias como Rebeca Pizano, de Nacional Financiera; Alberto Ortiz, del Fideicomiso del Fomento Minero; Rodrigo Sánchez Mújica, de los Fondos Instituidos en Relación con la Agricultura, y Gustavo Merino, de Financiera Rural.

Algunos de los temas que se abordarán son: prevención de lavado de dinero, Gobierno Corporativo y el papel de la banca de desarrollo, por mencionar sólo algunos.

El evento es organizado por el Consejo Mexicano de Uniones de Crédito, el cual representa a los líderes en diversos sectores empresariales que tienen los mejores niveles de capitalización, así como mayores volúmenes de cartera y mayor operatividad.

Las uniones de crédito son sociedades anónimas de capital variable autorizadas por la CNBV para operar como intermediarios financieros no bancarios. La Comisión se encarga de supervisarlas y vigilarlas; captan recursos de socios y otras entidades, mismos que sirven para otorgar préstamos a los socios que requieren financiamientos.

A junio del 2012, el total de los activos de las uniones, según reportes de la CNBV, ascendía a 39,587 millones de pesos y su cartera era de 28,695 millones. El sector estaba integrado por 108 uniones, siendo las más grandes: Ucialsa, Ficein, Cuauhtémoc, Progreso y Alpura. Progreso está en proceso de migrar a banco de nicho, paso que ya dio la Unión de Crédito Nuevo Laredo, que en breve operará como Banco Bicentenario.