La economía mexicana mostrará este año un comportamiento positivo de entre 3.0 y 3.3%, a pesar de una posible recesión en Europa, coincidieron JP Morgan y Bank of América Merrill Lynch (BofAML).

Economistas de ambas firmas destacaron que el desempeño de la actividad económica en México estará impulsado por el buen comportamiento del mercado interno y por la economía estadounidense, la cual ya muestra algunos signos de recuperación.

En entrevistas con Notimex, los especialistas descartaron una recesión a nivel global en el corto plazo, pues aunque aumentan las probabilidades de una recesión en la eurozona, otras economías como las asiáticas o emergentes seguirán creciendo, aunque a menor ritmo.

El economista en Jefe para México de JP Morgan, Gabriel Casillas, consideró que este será un año complicado para la economía mundial, pero no comparte la opinión de la ONU de que esta se encuentra al borde de una nueva recesión.

Para el especialista, la única región del mundo que entrará en recesión es Europa, debido a los problemas de deuda que enfrenta, por lo cual estima una contracción económica de 0.8% para esa zona en este año.

Para otras economías importantes como la de China, prevé un crecimiento de 8.2%, para Japón de 1.3 y para Estados Unidos de 2.3%, lo que dista mucho de ser una tasa de recesión y aunque Europa entre en recesión, no quebrará ningún banco grande ni saldrá algún país de la eurozona.

Opinó que el impacto sobre México de este entorno de volatilidad e incertidumbre internacional dependerá más del comportamiento económico de Estados Unidos, que de lo que ocurra con los problemas de deuda y financieros en Europa.

Explicó que 75% de las exportaciones totales de México tiene como destino Estados Unidos, a pesar del esfuerzo que se ha hecho para disminuir esta dependencia, por lo que el ciclo de la economía nacional está más atado a su principal socio comercial.

Entonces, como nuestra visión es positiva y optimista para Estados Unidos este año, también estamos optimistas para México , agregó al estimar que la economía mexicana crecerá 3.3% en 2012 y alrededor de 3.5% el año próximo.

POSIBLES RIESGOS

No obstante, Casillas aclaró que a menos que pase un problema mayor , como la quiebra de un banco europeo, algo no previsto en su escenario base, entonces sí podríamos hablar de que también le afecte a Estados Unidos y, por lo tanto, a México .

Por su parte, el economista en Jefe para México de BofAML, Carlos Capistrán, señaló hay 50% de probabilidad de que la zona del euro entre en recesión debido a las medidas de ajuste fiscal que está aplicando, y que decrezca 0.6% este año, lo que no es suficiente para afectar, por ejemplo, a Estados Unidos .

Según el escenario central de la firma, en 2012 la economía mundial crecerá 3.6%, Estados Unidos 2.1%, y los mercados emergentes 5.5%, y aunque en algunos caso es una desaceleración respecto a años pasados, no es una recesión global .

No vemos una recesión global, sobre todo porque varios países emergentes, por ejemplo China, sigue creciendo a tasas muy elevadas, si bien se está desacelerando, sigue creciendo a tasas muy altas, estimado en 8.9% para este año , insistió.

Resaltó que a pesar de que la economía mexicana moderará su crecimiento por una menor demanda externa, ésta será compensada con la demanda doméstica, que este año seguirá con la fuerza con la que cerró en 2011.

Opinó que estas dos trayectorias un poco opuestas harán que México pueda crecer 3.0% en 2012, pese a una recesión en Europa y un crecimiento relativamente bajo en Estados Unidos, aunque éste último ha sorprendido recientemente con datos al alza.

Mencionó que BofAML tiene otro escenario con un 40% de probabilidad, en donde las cosas se ven un poco peor, pues la zona euro tendría una recesión más fuerte, en caso de que se presenten problemas en instituciones financieras.

Capistrán añadió que ese entorno sí podría repercutir en Estados Unidos y, en consecuencia en México, pero incluso en ese escenario no estaríamos viendo una recesión global .

Aun en éste, que es nuestro escenario más feo, el crecimiento global sigue siendo de 1.0%, y el de los mercados emergentes sería cercano a 4.0% , dijo al estimar que incluso en este escenario más pesimista las cosas se ven mejor que en la crisis de 2008-2009.

No obstante, anticipó que la volatilidad internacional seguirá durante todo el año, originada en la primera mitad por las medidas de ajuste fiscal en Europa y en la segunda por Estados Unidos, pues habrá elecciones presidenciales y tiene que tomarse decisiones fiscales.

klm