La crisis económica que está viviendo el país por efecto de la pandemia del Covid-19, podría generar que el mercado de las administradoras de fondos para el retiro (afores) se reduzca, lo que generaría menos competencia en la industria, indicaron expertos. 

“Creo que es algo que puede pasar, sobre todo porque hay afores de gran tamaño que tienen mejor capacidad para soportar choques que afectan al mercado”, dijo Mauricio Giordano, director general de Natixis Investment Managers en México. 

Giordano explicó que, las afores son economías de escala, es decir, mientras más clientes registren, tienen un mayor margen para reducir costos. “Las afores son negocios que van compitiendo entre sí para tener menores costos y lograr la mejor rentabilidad, al ser economías de escala, podrían buscar la manera de obtener más clientes”. 

Carlos López Jones, director de Consultoría en Tendencias Económicas y Financieras explicó que en 2008-2009, el epicentro de la crisis fue el sector financiero y aquellos bancos, aseguradoras o casas de bolsa que tenían afore, decidieron vender lo que ya no era muy rentable para poder pagar sus deudas o para poder reestructurarse. 

Lo que vimos en 2008-2009 es que las empresas decidieron vender las afores que tenían, pagaron deudas o recuperaron las pérdidas que habían generado por la crisis”. 

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en 2007, antes de la crisis financiera se tenían 21 afores en el mercado, pero, después de la crisis, en 2010 quedaban 15 participantes. Con el tiempo, las afores se fueron reduciendo y actualmente solo quedan 10 afores en el manejo del ahorro para el retiro de más de 64 millones de trabajadores.

Afores, un negocio atractivo

Jorge Sánchez Tello, director de investigación aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) consideró que, después de la pandemia el negocio de las afores seguirá siendo atractivo, pues con la recuperación del empleo, las afores tendrán más recursos para administrar y para cobrar. 

“Una de las razones por las que también se podrían salir las afores del mercado es si les cambiaran de manera radical las reglas del juego (…) pero lo cierto es que todavía les conviene este negocio, quizá algo que podría mejorar es quitar ciertas regulaciones en el régimen de inversión”. 

Al cierre de abril del 2020, los ingresos que obtuvieron las afores por el cobro de comisiones fueron de 12,052.2 millones de pesos, lo que significó un crecimiento anual del 8.7%. Pero, si se compara, respecto del año 

5 Afores están relacionadas con bancos 

López Jones detalló que, la actual crisis no se debe por una falla en el sistema financiero, sino por la pandemia del Covid-19. Consideró que, si bien aún es pronto para saber si se reducirá el mercado, se tendría que observar aquellas afores que dependen de bancos para ver si podrían o no continuar con la afore. 

“Tendríamos que observar cómo les pega esta crisis a los bancos, si la cartera del banco se ve muy afectada, vender la afore podría ser una opción para su recuperación”. 

Actualmente, de las 10 afores que conforman el mercado, cinco están relacionados con el sistema bancario. Se trata de afore Azteca, Coppel, Citibanamex, Inbursa y XXI Banorte. 

“En lo personal, no me gusta que haya menos afores porque significaría menos competencia y mientras más opciones tenga el trabajador es mejor para su dinero. además, entre más participantes hay más reducción en las comisiones y se puede mejorar el servicio”, dijo López Jones. 

Agregó que, entre más competencia haya en las afores, también se tiene una mayor diversificación en las inversiones. Además, al ser públicas las inversiones de las afores, sirve de referencia para que los pequeños mercados puedan conocer la tendencia del mercado financiero. 

En su momento, Francisco Uriostegui, analista de Moody´s, indicó que, la crisis del coronavirus no sería la única causa por la que la que las afores buscaran fusionarse o vender su cartera. “La crisis sí podría contribuir a alguna decisión de fusión o de vender a su cartera a un participante más grande (…) es definitivamente un riesgo que podríamos ver no de manera inmediata, pero sí podría generar un proceso de fusiones”. 

[email protected]