De acuerdo con un oficio de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que se habría enviado a la Asociación de Bancos de México (ABM), en el que se detalla como serán las reestructuras de créditos, se precisa que, aunque sí se contempla la consolidación, esta no podrá ser en las hipotecas.

“En ningún caso podrán consolidarse otros créditos con créditos a la vivienda”, se aclara.

El documento refiere que cuando se consoliden diversas deudas en una sola operación de reestructura, el saldo deudor deberá reestructurarse bajo un esquema de pagos periódicos fijos.

Asimismo, menciona que la suma del importe nominal de los pagos periódicos a efectuarse con motivo de la reestructura consolidada, tendrá que ser inferior en por lo menos 25% al importe de la suma de los pagos a efectuarse en los términos de los créditos que se consoliden.

Explica que la tasa de interés a aplicarse con motivo de la reestructura consolidada, deberá ser inferior a la promedio ponderado de los créditos que se consoliden.

“El plazo de pago que se establezca con motivo de la reestructura consolidada, no podrá exceder del plazo remanente mayor de entre los créditos que se consolidan, adicionado con 50% de dicho plazo remanente”.

En tarjetas, plazo de 60 meses

El documento refiere también que en los créditos revolventes (tarjetas), el saldo dispuesto se deberá reestructurarse bajo un esquema de pagos periódicos fijos. El nuevo plazo podrá ser de hasta 60 meses y deberá contemplar pagos menores en lo por menos 25% respecto al último pago realizado.

También menciona que será opcional para las instituciones realizar las renovaciones o reestructuraciones de crédito aplicando las facilidades contables Covid, pero en el caso de que se elija hacer uso de las mismas, deberán dar cumplimiento a lo establecido en el oficio y sus alcances.

El oficio destaca que las instituciones deberán entregar a la CNBV, dentro de los 10 días hábiles siguientes al cierre de cada mes, a partir de octubre, las condiciones generales de los programas de apoyo otorgados, acompañados de las políticas y procedimientos aprobados por su consejo de administración para la aplicación.

eduardo.juarez@eleconomista.mx