A pesar de los esfuerzos del sector bancario por incrementar el crédito en México en los últimos años, el país muestra un crecimiento promedio anual del financiamiento de 3.8% desde el 2007 a la fecha, el más lento de la región de América Latina, esto de acuerdo con un estudio de la consultoría Accenture.

Esto se debe a que el país sigue teniendo uno de los sistemas bancarios con menor penetración en América Latina. Evidencia de esto es que en México los préstamos representan 31% del PIB, en comparación con Chile que tiene 77% y Brasil 40% del PIB. Este rezago muestra un área de oportunidad de crecimiento considerable de 17.3% anual hasta el 2013 , aseguró la empresa.

El crédito bancario en toda la región de América Latina es de 14.7% por año desde el 2007, donde Brasil y Argentina registran el aumento más veloz de la zona con crecimientos de 20% en promedio anual desde hace cinco años cada uno.

De acuerdo con cálculos de la Asociación de Bancos de México (ABM), el crecimiento del crédito en los últimos seis años es de 6.5% anual en promedio.

El estudio de Accenture se llevó a cabo a través de encuestas y entrevistas personales con distintos directores del área de crédito y direcciones generales de bancos del continente europeo y americano.

Para la consultoría, la presencia de la banca extranjera en México, la cual es mayor con respecto al resto de los países latinoamericanos, puede estar afectando al mercado, debido a que estos bancos han restringido sus políticas de crédito desde sus matrices.

Por otro lado, en América Latina, el financiamiento de la banca al menudeo aún es muy baja, donde del 2007 al 2013 la tasa de crecimiento promedio anual es de 13 por ciento.

La región atiende poco a las pymes, donde Brasil es el país que más crédito otorga, con 50% del sector con un crédito, mientras que en México sólo 16% de las pymes es atendido por la banca.

El documento revela que los principales factores que muestra el potencial de crecimiento del crédito en América Latina son el bajo desempleo, el incremento en los salarios y su posición sólida ante la aplicación de los requisitos II y III de Basilea.

Sin embargo, el ritmo de este crecimiento podría verse afectado por una desaceleración en la economía y por la persistencia de altas tasas de interés en la región , informó Accenture.

Asimismo, la empresa indicó que no obstante el panorama es generalmente positivo, las dinámicas del crédito en la banca de consumo (hipotecas, préstamos al consumo y a las pymes) son diferentes y están influenciadas por distintos factores que podrían impactar el potencial de crecimiento.

Finalmente, el estudio detectó que la prioridad de los bancos en la región de América Latina es absorber la nueva ola de nuevas regulaciones internacionales y locales, así como reducir la presión de los costos para mejorar la generación de ventas.

La diferencia ?en la región

  • 3.8% es lo que ha crecido el financiamiento de la banca en México desde el 2007, menor a la generalidad de la región.
  • 31% es la penetración de los préstamos bancarios como porcentaje de la actividad económica del país, menor a la de otras naciones.
  • 14.7% repuntó la canalización de los recursos de la banca a la actividad productiva de la región; en Argentina y Brasil es de 20 por ciento.
  • 6.5% es el repunte de los préstamos que realizaron las instituciones financieras en el país en los últimos cinco años, de acuerdo con la ABM.

ehuerfano@eleconomista.com.mx