El banco suizo Credit Suisse espera que las medidas adoptadas para reformar su negocio puedan dar sus frutos este año, después de que reportó ganancias del cuarto trimestre por debajo de las proyecciones ante los débiles resultados en su banca de inversión.

Al igual que otros bancos, Credit Suisse está recortando los activos de riesgo y reduciendo los costos para cumplir con las estrictas normas destinadas a evitar una repetición de la crisis financiera del 2008.

Pero a diferencia de su rival UBS, que está reduciendo su banca de inversión, Credit Suisse está enfocado en el negocio, a pesar de que las nuevas reglas hacen más difícil obtener ganancias.

Las utilidades antes de impuestos de la banca de inversión de Credit Suisse cayeron 38%, con un bajo nivel de actividad empresarial tanto en sus áreas de renta fija como en renta variable. Sin embargo, su rendimiento fue mejor que el de UBS y Deutsche Bank, que registraron en el cuarto trimestre pérdidas en sus divisiones.

"La principal decepción con los resultados provienen de la banca de inversión, donde los ingresos por renta fija y renta variable dieron un poco de luz", dijo el analista de Kepler Capital Markets Dirk Becker.

"Pero aún así fue el mejor resultado entre los bancos de inversión europeos", agregó.

El banco reportó una utilidad neta en el cuarto trimestre de 397 millones de francos, incumpliendo el pronóstico promedio de 645 millones de francos obtenido en un sondeo de Reuters a un grupo de analistas.

El presidente ejecutivo Brady Dougan dijo que las medidas adoptadas para aumentar el capital y recortar los riesgos y los costos comenzaban a dar sus frutos.

"Al entrar en el 2013, los ingresos hasta el momento han sido consistentes con los buenos comienzos que hemos visto en años anteriores, con una rentabilidad adicional que se beneficia de las medidas estratégicas que logramos en el 2012", agregó.

El banco con sede en Zúrich dijo que recortará el gasto en 4,400 millones de francos suizos para finales del 2015, frente a unos 4,000 millones de francos anunciados previamente.