Ginebra.- El banco Credit Suisse el miércoles que algunos empleados ayudaron a perpetrar el fraude fiscal en Estados Unidos, según un documento publicado con motivo de la audición del patrón Brady Dougan ante el Senado estadounidense.

"Credit Suisse reconoce que un pequeño grupo de empleados privados, basados en Suiza, han tenido un mal comportamiento", indica el banco en este documento, en el que asegura que la jerarquía no estaba al corriente de esta actuación.

Según el discurso que el patrón del banco, Brady Dougan, tiene previsto pronunciar este miércoles ante la comisión de investigación del Senado estadounidense, el banco realizó una investigación interna en cuanto tuvo conocimiento de algunos comportamientos sospechosos con la clientela estadounidense.

Esta investigación ha sido realizada por los gabinetes jurídicos estadounidense y suizo, que han consultado más de 10 millones de documentos y realizado más de 100 entrevistas.

"Esta investigación ha mostrado que un pequeño grupo de empleados privados, que trabajaban en un servicio que se ocupa de las grandes cuentas de residentes estadounidenses" tuvieron un "comportamiento incorrecto", lo que "lamenta profundamente", indica el documento del Credit Suisse.

"La investigación interna no ha encontrado ninguna prueba que demuestre que la dirección ejecutiva del banco estaba al tanto de estos problemas", agrega el banco.

La entidad asegura que está dotada con una reglamentación estricta que impide a los empleados basados en Suiza ir a prospectar a Estados Unidos. "Sin embargo, algunos empleados violaron estas reglas", reconoce el documento.

El banco concluye que se toma "muy en serio" todas estas cuestiones relativas a la conformidad fiscal en Estados Unidos.

"Estamos claramente comprometidos con una cultura de respecto de la legislación estadounidense", concluye la entidad.

mac