Pese a que la situación económica en México ha sido complicada en los últimos años, el número de tarjetas de crédito en el país creció 7.5%, de junio del 2012 a junio del 2013, según cifras del Banco de México (Banxico). En un reporte, detalló que en el referido periodo la cantidad de plásticos (en total) pasó de 14 millones 995,696 a 16 millones 119,342, lo que significó poco más de 1 millón extra.

Aunque destacó que la tasa efectiva promedio ponderada se redujo en dicho lapso de 24.5 a 24.1%, aún hay algunas instituciones, cuyo interés supera 50 por ciento.

Una proporción importante del crédito se otorga a tasas relativamente bajas. La proporción de la cartera que se otorga a tasas altas es relativamente pequeña. En junio del 2013, solamente 5.7% de la cartera se otorgó a tasas mayores de 50% , expuso el Banxico.

El banco central informó que de junio del 2012 a junio del 2013, el saldo de las tarjetas de crédito se incrementó 11.1%, al pasar de 204,902 millones de pesos, a 236,942 millones de pesos.

Los bancos que dominaban el sector de tarjetas de crédito eran, a junio del 2013: BBVA Bancomer, con 4 millones 985,377 plásticos (poco más de 5 millones en igual mes del 2012); Banamex, con 4 millones 456,947; y Santander, con 2 millones 219,564. Los de menos participación resultaron: Banco del Bajío, 13,570; ConsuBanco, 11,891; y Banco Afirme, con 11,760.

Según el reporte de Banxico, los tres bancos cuyas tarjetas presentaban la tasa efectiva promedio ponderada más baja eran: Banco del Bajío, con 18.7%; Banamex y Banco Walmart, con 21.5% cada uno, y Santander, con 21.7 por ciento. En contraparte, los que tenían la más alta eran: ConsuBanco, 53.1%; BanCoppel, 52.6%; y Crediscotia, con 44.6 por ciento.

El organismo central agregó que, en junio del 2013, 27.1% del saldo de crédito total no causó intereses, debido a que se otorgó a través de promociones a tasa cero a clientes llamados totaleros (los que pagan el saldo de la tarjeta cada mes), que no pagan intereses; 20.6% del crédito se concedió a tasas de interés preferenciales, y el restante 52.3% se otorgó a tasas de interés sin promociones.

A esa fecha, las tarjetas llamadas Clásicas o equivalentes, representaron 71.5% del total de tarjetas incluidas en el reporte del Banxico y eran 17 instituciones las que ofrecían 87 productos de este tipo. La tasa de interés efectiva promedio ponderada de estos plásticos se mantuvo prácticamente estable con respecto a junio del 2012, al pasar de 26.7 a 26.6 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx