Para HR Ratings el principal reto que hoy tiene la banca es mantener el ritmo de crecimiento del crédito entre 10 y 13% en un entorno de incertidumbre como el actual.

En entrevista, Fernando Montes de Oca, director general de la calificadora mexicana, no ve, empero, una baja en la calificación de los bancos locales, dado que es un sector bien capitalizado y con un riesgo bajo.

El nivel de capitalización de la banca es saludable, alrededor de 15%, el nivel de morosidad se ha ido cayendo en los últimos tres años a niveles cercanos a 2 por ciento. Lo vemos bastante razonable. Yo creo que el principal reto que ve HR con relación a la banca, es mantener el ritmo de crecimiento que se ha tenido en los últimos tres años, con niveles de 10, 12, 13%, y cómo le vas a hacer para mantener ese ritmo de crecimiento con nuevos clientes y pudiendo mantener la calidad de la cartera , indica.

Aunque el directivo considera que la economía local no va tan mal, pues la estimación de HR Ratings es que el Producto Interno Bruto crezca 1.98% en el 2017, menciona que la incertidumbre global, derivada principalmente del futuro de la relación comercial con Estados Unidos, sí ha detenido algunas inversiones, lo que ha frenado un poco el crédito bancario.

La primera consecuencia fue que se paró la Inversión Extranjera Directa. Y con los inversionistas mexicanos, lo que nosotros hemos visto es que se han retrasado mucho los proyectos que traían. Si traían un plan de inversión para el primer semestre, muchos dijeron: vamos a esperar a ver qué pasa con el Tratado de Libre Comercio y a partir de eso ya realizamos las inversiones , precisa.

Cuestiona: ¿Cuál es la consecuencia que tiene en la banca? Que mucho del crédito que se estaba dando para el empresario, era básicamente para esas inversiones. Entonces, si el día de hoy lo que el empresario hace es estar retrasando, pues obviamente eso hace más complicado que el ritmo de crecimiento de la cartera local se mantenga .

Sin embargo, aclara que no es falta de confianza en la economía local, la cual insiste en que va bien, sino más bien es la incertidumbre sobre lo que va a pasar con el vecino del norte en materia comercial.

Además para el cierre del año tienes este segundo elemento que son las elecciones en el 2018. Entonces creemos que son los principales retos, que no es tanto un reto económico .

En este sentido Fernando Montes de Oca considera que el reto para la banca es cómo le harán, bajo este contexto, para seguir creciendo la cartera vigente. En términos de deterioro de la cartera vigente no lo vemos como un escenario crítico, pero sí en el ritmo de crecimiento. Sí se ve complicado que puedas mantener ritmos de 10, 12, 13%, cuando la incertidumbre hace que el mismo empresario retrase la inversión .

El director de HR Ratings menciona que esta agencia tiene la calificación soberana de México en A con perspectiva Negativa, pero hoy no ve que pueda deteriorarse.

El año pasado (la deuda neta) se incrementó casi 4%, año contra año, de ese 4%, 40% del impacto fue por el tipo de cambio, al cierre de año. Entonces, por un lado, si comenzamos a ver que el tipo de cambio se empieza a comportar razonablemente estable, como ha estado pasando, ya no va a ser un elemento que impacte la deuda neta. Y por otro lo que tenemos son los remanentes del Banco de México, estimados en alrededor de 250,000 millones de pesos. Entonces eso también puede ser un elemento positivo que impacte sobre la deuda neta y no se vea tan deteriorado el indicador para la calificación soberana , concluye.

eduardo.juarez@eleconomista.mx